Breaking News

3 lecciones del liderazgo femenino para considerar en 2022

Ante un entorno de incertidumbre generado por las nuevas olas de la pandemia derivadas de variantes como Delta y Omicron, las organizaciones, la Alta Dirección y el talento todavía afrontarán retos en 2022. 

El liderazgo femenino ha destacado en tiempos de crisis a pesar de los desafíos originados de este periodo como la doble jornada (laboral y familiar), falta de igualdad de oportunidades e inequidad en la compensación. ¿Qué hizo diferente el liderazgo femenino en 2021, y qué podemos retomar en 2022? 

La actitud ante el cambio 

De acuerdo con el reporte de KPMG International Advancing the Future of Women in Business. Executive Women on Resilience: The Art of the Comeback, 87% de las mujeres encuestadas se identifican como “resilientes”, al reconocer que “el cambio es inevitable” y “van a existir retrocesos constantes”. Reforzando lo anterior, 67% comparte que ya había liderado durante tiempos difíciles antes, mencionando hasta diez crisis en su carrera y que, por lo tanto, navegar en medio de una crisis no era algo nuevo, a pesar de que la pandemia ha generado retos sin precedentes. Asimismo, 95% de las directivas están conscientes de que ser resilientes se ha vuelto más importante al ir avanzando en sus carreras y ascender en la escalera corporativa. A pesar del cambio en el esquema laboral, 60%ha sido capaz de tener y desarrollar nuevas relaciones en el entorno virtual.

En este sentido, las profesionales destacan tres claves para el liderazgo resiliente:

Mantener el optimismo, ya que sienta las bases y la actitud del equipo durante una crisis 

No temer hacer cambios, ya que la adaptabilidad permitirá librar los diferentes obstáculos que enfrentará el equipo

Promover la agilidad para afrontar las crisis, siendo conscientes de que la oportunidad en la respuesta puede hacer una gran diferencia 

Asimismo, la publicación de KPMG International indica que 46% las líderes mencionan que mantener la perspectiva y su sentido de propósito personal les ayudaron a continuar cada día, y no tuvieron reparo en ajustar la manera en que lideran o motivan a sus equipos. Además destacan que su enfoque de liderazgo se ha basado en la empatía, la compasión y la armonía. Consistentemente, reconocen que la unidad fue clave para desarrollar un equipo resiliente durante la crisis.

La importancia de fortalecer la confianza

No es un secreto que el motivadormás poderoso para generar compromisoy resiliencia es la confianza. Para ello las redes de apoyo, mentores, colegas, superiores e incluso amigos y familiares han jugado un rol clave para el talento femenino. Contar con un mentor tiene un rol crítico en el desarrollo de esa resiliencia para 84% de la muestra y 64% indica que el apoyo recibido de sus redes profesionales fueron esenciales para su bienestar y crecimiento en el último año, de acuerdo con el estudio recabado en 2021.

La solidaridad en tiempos de cambio tiene un impacto en la seguridad psicológica y brinda la confianza necesaria para proponer mejoras, ser creativo y buscar soluciones a problemas o situaciones sin solución aparente. Por otro lado, la fuerza laboral que confía completamente en su líder de equipo es 14 veces más propensa a estar muy comprometida, y quienes confían completamente en sus colegas, líder de equipo y líderes sénior son 42 veces más propensas a ser altamente resilientes.

Reconocer al cambio como una oportunidad para mejorar

Los nuevos esquemas de trabajo generados por la pandemia también representaron oportunidades para rediseñar, actualizar y retar aquellos formatos que ya no eran vigentes ni favorecían a las organizaciones. Advancing the Future of Women in Business señala que las directivas (53%) mencionan que la cultura de su compañía ha cambiado para bien en un esquema de trabajo a distancia y 76% responde que ellas y sus equipos adoptaron nuevas actividades y rutinas para fomentar el bienestar, como resultado de la pandemia. Irónicamente, la comunicación y la empatía acercaron a los líderes y colaboradores a pesar del distanciamiento físico. 

El liderazgo femenino aporta aprendizajes y reflexiones interesantes en 2021 que será importante tomar en cuenta en 2022. Si bien existen situaciones asociadas a la evolución de la pandemia que no están dentro del control de las organizaciones, lo está su actitud ante los cambios por venir en este nuevo año, por lo que es esencial fomentar la confianza en sus equipos y abrazar al cambio como una oportunidad para mejorar. Como también lo será capitalizar los beneficios de la diversidad en posiciones de dirección y toma de decisiones al fortalecer e impulsar el liderazgo femenino, que durante la crisis sanitaria ha compartido importantes lecciones y referencias sobre liderazgo resiliente.

Fuente: Advancing the Future of Women in Business Executive Women on Resilience: The Art of the Comeback., KPMG International, 2021.

Nota: las ideas y opiniones expresadas en este escrito son de la autora y no necesariamente representan las ideas y opiniones de KPMG en México.

Fuente: Forbes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.