Breaking News

5 beneficios del mindfulness que te harán amar esta práctica ancestral

Los problemas y la agitada vida cotidiana impactan de manera importante la salud de las personas al incrementar los niveles de estrés. Por esta razón es vital dedicar un momento del día a la relajación. Para ello el mindfulness es una práctica que permite hacer conscientes las sensaciones de nuestro cuerpo, las cuales normalmente pasan inadvertidas.

Esto no es algo nuevo. Se remonta a la tradición budista de la meditación, por lo que tiene más de 2,500 años de antigüedad. Sin embargo, la creciente preocupación de las personas por llevar una vida más sana: alimentarse mejor, hacer ejercicio, y en general desarrollar hábitos saludable, también ha provocado que el mildfulness adquiera popularidad. Esto debido a que es una práctica efectiva para prevenir los efectos del estrés.

Dicha actividad brinda recursos que se aprenden vivencialmente y permiten sobrellevar con efectividad situaciones de enfermedad o dolor. Eso implica centrarse, intencionalmente, en el momento actual que estamos viviendo de un modo activo.

Su práctica consiste en sostener la atención a cada instante para aclarar pensamientos y emociones. De esta forma se favorece la regulación cerebral, y tiene influencia fisiológica y psicológica en las variables relacionadas con el bienestar. Es decir, entrena la mente para hacernos sentir mejor.

BENEFICIOS DEL MINDFULNESS

De acuerdo con la Sociedad Mindfulness y Salud de Argentina diversos estudios científicos han concluido que esta técnica genera muchos beneficios como son:

  • Estar plenamente en el presente, en el aquí y el ahora.
  • Conciencia de aquello que se está evitando.
  • Menor reacción frente a experiencias desagradables.
  • Mayor equilibrio y menor reactividad emocional.
  • Mayor aceptación y compasión de sí mismo.

Así que un buen entrenamiento de mindfulness te permitirá desarrollar recursos internos de auto-observación y auto-regulación. Asimismo brindará la posibilidad de desactivar automáticamente el estrés crónico.

Fuente: Forbes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *