Breaking News

57 Desaparecidos o encarcelados en Cuba Las protestas incluyen artistas, activistas por la paz y sacerdotes

El grupo prodemocrático cubano Cuba Decide confirmó la desaparición o arresto de 57 personas desde que estallaron las protestas en toda la isla el domingo por la noche, muchas de ellas destacadas críticas al régimen comunista.

Cuba experimentó el domingo una ola de protestas en todo el país, que afectó al menos a 20 localidades desde el extremo oeste de Pinar del Río hasta Santiago de Cuba, la capital de la provincia de Oriente. Los informes estiman que miles salieron a las calles coreando “libertad”, “abajo el comunismo” y otras consignas contrarias al régimen. Las autoridades no han publicado estimaciones oficiales de la cantidad de personas que protestaban y los dispares eventos a nivel nacional no fueron organizados por ningún grupo centralizado, por lo que no existe una cifra real de cuántos cubanos estaban en las calles.

El Partido Comunista respondió a las protestas llamando a la guerra civil, instando a los civiles a atacar violentamente a cualquiera que participara en las protestas.

“Es por eso que estamos llamando a todos los revolucionarios de nuestro país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles donde sea que estén ocurriendo estas provocaciones hoy, de ahora en adelante y en todos estos días”, Miguel Díaz-Canel, presidente del país. y rostro del régimen de Castro, dijo en un discurso televisado el domingo por la noche.

Los civiles cubanos documentaron múltiples casos en todo el país de agentes de seguridad del estado disparando rondas reales contra la multitud y golpeando a los manifestantes con bates de béisbol y otras armas. Los testigos también documentaron el uso de gases lacrimógenos y otros equipos represivos antidisturbios.

Cuba Decide, que aboga por el reemplazo de la autocracia represiva del Partido Comunista por un sistema democrático basado en elecciones, publicó los nombres el lunes, indicando que estos son solo aquellos que pueden confirmar con certeza que están desaparecidos o bajo custodia policial a las 10 am hora local. Lunes.

En la parte superior de la lista se encuentra un objetivo perenne de la represión de Castro: José Daniel Ferrer, el jefe de la mayor organización disidente cubana, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Si bien la UNPACU no se ha atribuido el mérito de haber organizado ninguna de estas protestas, durante años ha sentado las bases para ejercer una asamblea pacífica en la isla, a menudo al precio del arresto de Ferrer. Ferrer desapareció por última vez en octubre de 2019 después de organizar una protesta anticomunista el mes anterior en conmemoración de la fiesta de Nuestra Señora de la Caridad, la santa patrona de Cuba. él resurgióen abril de 2020, habiendo soportado claramente torturas a manos del régimen y padeciendo varias afecciones de salud que le diagnosticaron durante el tiempo que estuvo bajo custodia policial. La policía nunca justificó ante Ferrer ni su familia su prolongada estancia en prisión.

También desaparecido al cierre de esta edición tras las protestas del domingo está el padre Castor José Álvarez Devesa, un sacerdote católico que lleva años abogando por el fin del autoritarismo en Cuba. Álvarez fue uno de los tres sacerdotes detrás de una famosa carta de 2018 a Raúl Castro en busca de  elecciones libres en Cuba y ha utilizado su posición como clérigo para instar a una transición pacífica fuera del comunismo. Los informes del lunes indicaron que la seguridad del Estado cubano golpeó severamente a Álvarez en su natal Camagüey, dejándolo con una herida visible en la cabeza con sangre antes de su desaparición. Se desconoce el paradero del sacerdote.

Luis Manuel Otero Alcántara, el líder a menudo arrestado de un grupo disidente de artistas de La Habana, el Movimiento San Isidro, también está desaparecido al cierre de esta edición. El grupo de Otero fue responsable de la mayor protesta reciente en el país antes de este fin de semana: el asalto al Ministerio de Cultura en La Habana en noviembre. Esa asamblea respondió, en parte, a la detención violenta de otro integrante del Movimiento San Isidro, el rapero Denis Solís, quien fue condenado a ocho meses de prisión por el delito de “falta de respeto” a un policía. El oficial había ingresado ilegalmente a su apartamento, lo que llevó a Solís a exigir su expulsión del local. Solís filmó el encuentro.

En medio de las decenas de desapariciones de manifestantes, la policía cubana liberó a Solís el lunes. Muchos otros miembros de San Isidro aparecen en la lista de Cuba Decide de desaparecidos y detenidos.

El medio independiente 14 y Medio , dirigido por periodistas cubanos en la isla que habitualmente enfrentan arrestos y persecuciones, informó el lunes que algunos barrios de Cuba están experimentando redadas policiales puerta a puerta. Las autoridades, señaló, comenzaron a visitar las residencias en las primeras horas del lunes en busca de personas que participaron en las protestas para privarlas de sus libertades, dijeron testigos presenciales.

“En mi barrio ya se llevaron a dos jóvenes y estoy esperando que vengan a buscarme desde que estuve en las protestas”, dijo al medio un joven de Artemisa, Gran Habana, bajo condición de anonimato.

En Camagüey, donde desapareció el padre Álvarez, los residentes denunciaron el uso generalizado el domingo de «fuerzas especiales» para contener las protestas, incluidas las fuerzas de seguridad del Estado que dispararon contra los manifestantes e hirieron a un número desconocido. En otras partes del país, la policía optó por atacar a los periodistas; Un intercambio particularmente sangriento dejó el rostro del fotógrafo de Associated Press Ramón Espinosa roto y ensangrentado. Otros fotógrafos internacionales documentaron la golpiza pandillera de Espinosa con sus cámaras, a manos de policías cubanos uniformados.

Fuente: Breibart

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *