Breaking News

930 mujeres habrían perdido sus embarazos después de vacunarse contra el virus PCCh

Llama la atención que a pesar de que la vacuna contra el virus PCCh (Partido Comunista de China) se encuentra en etapa experimental, se aplique también a las mujeres embarazadas arriesgando la vida de los bebés por nacer. 

Los datos disponibles hasta ahora muestran que al menos 930 bebés fallecieron luego de que sus respectivas madres fueron vacunadas, de acuerdo con los reportes voluntarios (VAERS, por la sigla en inglés) publicados por el medio alternativo británico The Daily Expose el 31 de mayo. 

Es de considerar que en la realidad las pérdidas de bebés no nacidos podrían llegar incluso a las 93.000, atendiendo a los estudios que señalan que menos del 1% de las personas afectadas informan sobre los resultados adversos causados por las vacunas.

 Este porcentaje fue suministrado en el 2011 por el Departamento de Salud de Estados Unidos.

“Los efectos adversos de los medicamentos y las vacunas son comunes, pero no se notifican. Del mismo modo, se notifican menos del 1% de los efectos adversos de las vacunas”, reportó el informe. 

Y agrega: “Aunque el 25% de los pacientes ambulatorios experimentan un acontecimiento adverso a un medicamento, menos del 0,3% de todos los acontecimientos adversos a medicamentos y entre el 1 y el 13% de los acontecimientos graves se notifican a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)”. 

Los 930 casos arriba mencionados, ocurrieron en Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, involucrando a vacunas de las marcas AstraZeneca, Moderna, Pfizer, y Johnson y Johnson, sin incluir todas las notificaciones hasta el 21 de mayo. 

Asimismo, la mayoría corresponden a abortos espontáneos, a bebés que murieron en el seno materno y en menor cantidad a los que nacieron sin vida. 

De hecho, no se han realizado estudios que permitan asegurar que las vacunas no atentan contra la vida de los bebés en gestación, no obstante, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC) de EE. UU. afirman que todas las mujeres embarazadas pueden recibir la vacuna Covid-19, si así lo desean.

Mientras tanto, en el Reino Unido el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JVCI) ha aconsejado que se ofrezca la vacuna Covid-19 a todas las mujeres embarazadas. 

Al JVCI le basta con saber que: “en los Estados Unidos se ha vacunado a unas 90.000 mujeres embarazadas, principalmente con las vacunas de Pfizer y Moderna, y no se han detectado problemas de seguridad”, para hacer su recomendación, según The Daily Expose.

La información suministrada por los fabricantes de las vacunas suele ser confusa e inexacta, y las autoridades tampoco ayudan mucho con las disposiciones emitidas impulsando el mayor número de vacunaciones posibles, lo que genera dudas y desconfianza en las personas. 

Un ejemplo de los aparentes reveses de las campañas de vacunación masiva fue revelado en Bahrein, donde a pesar de haber vacunado al 47% de su población principalmente con la vacuna Sinopharm de fabricación china, han comenzado a dar refuerzos a los ciudadanos vulnerables ya vacunados utilizando las de Pfizer Inc. y BioNTech SE, ante el resurgimiento de infecciones, según The Wall Street Journal del 2 de junio. 

Estos resultados contrastan con el uso de la medicina ivermectina utilizada en Delhi, India, donde disminuyeron al 8% las infecciones en tan solo un mes después de empezar su aplicación, entre el 20 de abril y el 22 de mayo.  

Los casos cayeron de 28.395 a solo 2.260. Esto representa una asombrosa caída del 92%. Asimismo, los casos en Uttar Pradesh han caído de 37.944 el 24 de abril a 5.964 el 22 de mayo, una disminución del 84%, informa el portal The Desert Review.

Fuente: Bles

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *