Breaking News

Aberrante: Revista para adolescentes incentiva a sus lectoras usar la sangre menstrual para brujería

El artículo titulado «Magia de la sangre menstrual: 3 hechizos para tu periodo», es la última entrega de su serie de brujería de «magia práctica» de la revista para adolescentes Teen Vogue.

La escritora Lisa Stardust comienza diciendo: «Todos hemos visto cómo se difunde ese estigma, desde los anuncios de tampones que muestran a mujeres hablando discretamente de sus periodos hasta la forma en que ocultamos nuestra propia menstruación cuando es nuestro ‘momento del mes’. En lugar de jugar con esta vergüenza patriarcal, las brujas y otros maestros de la magia creen que la menstruación es un regalo de la naturaleza».

Stardust continúa hablando sobre cómo los períodos son mágicos, especialmente durante la luna llena, lo que obligó a Teen Vogue a agregar un descargo de responsabilidad de que la luna no afecta realmente a tu período.

Luego enumera «algunas formas de usar la sangre menstrual para crear tu propia magia personal».

«La sangre menstrual puede usarse en hechizos para alejar el mal y protegernos, si se usa adecuadamente», escribió la autora, en una revista para niños.

«Recoge cualquier trozo de cristal roto, tachuelas, clavos, tornillos o cualquier otra cosa que hayas recogido en tus viajes y que pueda hacerte daño en un tarro de cristal con tu sangre menstrual (o un tampón usado), aconseja Blue. Séllalo bien y entiérralo cerca de tu casa para protegerte de los demás», afirma el artículo. Además, cita a la «lectora de tarot, practicante de magia del color y curadora Sarah Potter» con otro hechizo.

«Recoge tu sangre menstrual y añade unas gotas a una pequeña taza de agua para usarla como tinta para escribir una lista de personas o situaciones que deseas liberar de tu vida. Cuando hayas completado la lista, préndele fuego e imagina que toda esa negatividad abandona tu campo energético», explica Potter. «Después, date un baño o una ducha de limpieza y vuelve a imaginar que la energía negativa se aleja de ti y se va por el desagüe».

La revista para adolescentes suele llevar los límites de la política extremista y la degeneración sexual a los menores.

En noviembre, Teen Vogue publicó un artículo en el que exigía que «las mujeres blancas tienen que responder por respaldar al candidato republicano una vez más».

En 2019, Teen Vogue se enfrentó a una reacción violenta por un artículo de opinión, titulado «Por qué el trabajo sexual es un trabajo real» de personas de todo el espectro político. Escrito por Tlaleng Mofokeng, fundador de una organización llamada Nalane for Reproductive Justice, el artículo pide que se despenalice la prostitución y que los niños “financien campañas públicas para disminuir el estigma”.

“Los clientes que buscan trabajadores sexuales varían y no son solo hombres. La idea de comprar intimidad y pagar por los servicios puede ser afirmativa para muchas personas que necesitan conexión humana, amistad y apoyo emocional. Algunas personas pueden tener fantasías y preferencias pervertidas que pueden cumplir con los servicios de una trabajadora sexual ”, afirma el artículo, dirigido a niños de hasta 13 años.

La revista hiperpolítica y de extrema izquierda también publicó un extenso artículo en 2018 glorificando el aborto y pidiendo que las universidades ofrezcan el procedimiento en los campus. Una de las mujeres destacadas describió cómo ella «quiere que el mundo sepa cuánto alivio y alegría le ha traído su capacidad para abortar».

La revista también ha promovido un «explicador de Antifa» acrítico que glorificaba a los grupos violentos y explicaba a su joven audiencia lo que también pueden hacer «en sus propias vidas para detener el fascismo.»

Además, la revista Teen Vogue fue criticada por publicar un artículo sobre el sexo anal que ni siquiera mencionaba la práctica del sexo seguro o la necesidad de esperar a ser mayor.

«Esto es anal 101, para adolescentes, principiantes y toda la gente curiosa», escribió la autora Gigi Engle en la «Guía del sexo anal» de Teen Vogue. La versión original del artículo no incluía nada sobre la práctica del sexo seguro, pero posteriormente se editó para instar a sus lectores adolescentes a utilizar preservativos.

Teen Vogue defendió el artículo calificando a los padres preocupados de «homofóbicos».

«La reacción a este artículo tiene sus raíces en la homofobia», escribió en Twitter Phillip Picardi, director editorial digital de la revista. «También está mezclado con un delirio arcano sobre lo que significa ser una persona joven hoy en día».

Volvieron a publicar la explicación del sexo anal la Navidad pasada.

Fuente: Tierra Pura

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *