Breaking News

Alarmante aumento de las cifras de niños que consumen antidepresivos debido a los encierros

Un informe proporcionado por The Pharmaceutical Journal, publicados el miércoles 23 de junio de 2021, muestran los alarmantes picos en el número de jóvenes en Reino Unido, a los que se les recetaron antidepresivos, y los mismos son coincidentes con los períodos de encierros debido al Virus PCCh. Datos similares se han ido observando en todo el mundo y encendiendo las alarmas. 

El análisis está enfocado en los datos obtenidos del Servicio Nacional de Salud (NHS), los cuales indicaron tres picos distintos, correspondientes a marzo de 2020, noviembre de 2020 y enero de 2021.  

El primero cierre durante la pandemia se llevó a cabo en marzo de 2020, en el que según el registro, se recetaron antidepresivos a 27.757 jóvenes de hasta 17 años, lo que corresponde a un aumento del 8% con respecto a marzo de 2019.  

Beryl Navti, una farmacéutica de salud mental de Londres, dijo a la revista respecto a los picos observados que “Los antidepresivos se prescriben tanto para la depresión como para los trastornos de ansiedad, y si decimos que los niveles de ansiedad aumentaron entre algunos jóvenes durante estos períodos, tiene sentido que haya habido un aumento correspondiente de la medicación prescrita”. 

Y agregó: “En los pacientes a los que ya se les diagnosticaron trastornos de ansiedad o depresión y se les ha recetado medicación, bien podrían haber aumentado la demanda de repetición de recetas cada vez que se anunciaba un cierre”. 

Se observaron dos picos más de 17.311 y 17.088 recetas de antidepresivos para pacientes femeninas alrededor del momento del segundo y tercer bloqueo, en diciembre de 2020 y enero de 2021, respectivamente. 

El estrés, el miedo, el dolor, el aislamiento y la incertidumbre creados por los encierros draconianos, que además han incluido cierres prolongados de las escuelas, continuamente desgastaron la salud mental, emocional y física de los niños y adolescentes.  

Respecto a esto, Breitbart informó que la Comisaria de la Infancia de Inglaterra, Dame Rachel De Souza, describió el fenómeno como un “trauma por encierro”, en el que los niños luchan por volver a la vida cotidiana y a las interacciones sociales, todo lo cual le crea dificultades y trastornos de ansiedad difíciles de manejar, que en muchos casos los empuja a consumir ansiolíticos y antidepresivos a cortas edades.  

El medio mencionó los datos que publicó esta semana de The Telegraph, que indican que alrededor de 1,5 millones de niños y jóvenes en Reino Unido necesitarán tratamiento psicológico, ya que presentan problemas para readaptarse a la vida normal, los que incluyen “no saber cómo hacer amigos” y “no saber cómo hablar con otros”. 

Los especialistas describen incluso que niños de tan solo cinco años están sufriendo agudos ataques de ansiedad debido a esto. 

Así mismo tanto psicólogos infantiles como médicos de todo el Reino Unido, han observado un aumento del número de niños que llegan a las guardias de urgencias con lesiones que producen ellos mismos, evidenciando que cada vez más niños presentan enfermedades mentales, y posiblemente estén asociados a los encierros y aislamientos a los que se han visto forzados durante largos períodos. 

 Entre tanto una investigación de la BBC reveló que el número de niños de entre nueve y 12 años que se autolesionaban se había duplicado en seis años, y los especialistas observaron que los problemas de salud mental estaban “aumentando en este rango de edad tan joven”. 

La psicóloga infantil Maryhan Baker dijo que el problema empeorará antes de mejorar, y señaló que los niños que pueden haber estado un poco ansiosos por el encierro ahora exhiben “comportamientos de control”, como autolesiones y trastornos alimentarios. 

Respecto a los encierros draconianos, el ex juez de la Corte Suprema del Reino Unido, Lord Jonathan Sumption, advirtió que el “costo” no solo es en términos económicos, sino también lo es en términos humanos, y calificó el efecto que tenían las restricciones sobre la capacidad de vivir vidas plenas como “inhumanas”.  

“La política de encierro es una política completamente inhumana que se debe a mentes unidireccionales que solo pueden pensar en las muertes y no en la vida”, declaró Sumption.

Fuente Vanesa Catanzaro – BLes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *