Breaking News

American Journal of Therapeutics recomienda la IVERMECTINA para combatir el Virus PCCh

El American Journal of Therapeutics, una renombrada revista médica bimestral que cubre farmacología y terapéutica, recomienda que la ivermectina sea utilizada sistemáticamente como tratamiento para frenar el virus Pcch (Covid-19), reportó el portal  Lifesitenews.

En un artículo titulado “Revisión de la evidencia emergente que demuestra la eficacia de la ivermectina en la profilaxis y el tratamiento de COVID-19“, los investigadores encontraron reducciones grandes y estadísticamente significativas en la mortalidad y el tiempo de recuperación, además de “riesgos significativamente reducidos de contraer COVID -19 con el uso regular de ivermectina”.

La ivermectina es un fármaco semisintético comúnmente utilizado para tratar los piojos, la sarna, la ascariasis y otras infecciones parasitarias, que además es muy económico y de fácil acceso.

Si bien este fármaco ha demostrado en varias  investigaciones que puede combatir eficazmente el coronavirus, ha sufrido grandes campañas de desprestigio, al igual que la hidroxicloroquina. Por tal motivo, muchos médicos no se atreven a recomendarlo y muchas personas no se atreven a tomarlo como alternativa.

También, este fármaco ha sido objeto de censura en Youtube y Facebook por “violar las políticas”, tildando los contenidos que explican sus bondades como “desinformación médica” y porque puede “engañar a las personas”.

Sin embargo, cada vez son más las pruebas de su eficacia, por ejemplo en esta nueva publicación se concluye que hay “campañas de distribución de ivermectina que conducen a una rápida disminución de la morbilidad y la mortalidad en toda la población”, lo que los lleva a concluir que, como agente oral, la ivermectina es “eficaz en todas las fases del COVID-19”.

¿Entonces cuántas muertes se hubieran podido evitar?

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) continúa advirtiendo a los consumidores estadounidenses que la ivermectina no debe usarse para tratar o prevenir el COVID-19.

La FDA, al igual que el Centro de Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) busca establecer políticas que sigan la agenda de vacunas como única solución para contener el virus. Las grandes farmacéuticas tienen enormes ganancias e intereses puestos en que se cumpla con esta agenda, incluso inoculando a las personas de todas las edades, repitiendo las dosis todos los años. ¿Será entonces que un antiparasitario económico es una amenaza para estos intereses?

Efectividad

Según los autores de la publicación, desde 2012, múltiples estudios in vitro han demostrado que la ivermectina inhibe la replicación de muchos virus, incluidos la influenza, el Zika, el dengue y otros.

Entre otros beneficios, la ivermectina inhibe la replicación y la unión del SARS-CoV-2 al tejido del huésped a través de varios mecanismos observados y propuestos.

Además, previene la transmisión y el desarrollo de la enfermedad COVID-19 en personas expuestas a pacientes infectados

Pero no solo eso, sino que la ivermectina conduce a reducciones asociadas temporalmente en las tasas de letalidad en las regiones después de las campañas de distribución de este fármaco.

Por otro lado los investigadores encontraron que la seguridad, la disponibilidad y el costo de la ivermectina son una gran ventaja y que los efectos secundarios son leves y raros, según lo observado en casi 40 años de uso y miles de millones de dosis administradas.

“En el contexto del historial de seguridad de larga data de la ivermectina, el bajo costo y la amplia disponibilidad, junto con los hallazgos consistentes, reproducibles y de gran magnitud sobre las tasas de transmisión, la necesidad de hospitalización y la mortalidad, se ha propuesto un despliegue generalizado tanto en la prevención como en el tratamiento”, señalan los autores.

“Con base en la totalidad de los ensayos y la evidencia epidemiológica presentada en esta revisión”, concluyen: “la ivermectina debe implementarse global y sistemáticamente en la prevención y el tratamiento de COVID-19”.

Un poco de historia

La ivermectina fue descubierta por primera vez en la década de 1960 por Satoshi Omura, un microbiólogo del Instituto Kitasato de Tokio, y William Campbell, un biólogo y parasitólogo estadounidense que, en ese momento, trabajaba en el Laboratorio de investigación Merck Research Labs de Nueva Jersey.

Como parte del acuerdo de investigación entre el instituto y Merck, Omura aisló microorganismos de muestras de suelo recolectadas en Japón y realizó una evaluación preliminar de sus bioactividades con la esperanza de descubrir un nuevo antiparasitario.

Luego, se enviaron muestras prometedoras al laboratorio de Campbell en los EE. UU. para realizar más pruebas.

Entre los que Campbell recibió de Omura había una sola muestra de suelo que contenía un potente compuesto desconocido que más tarde se denominó avermectina. 

Para mejorar la seguridad y la actividad biológica de la avermectina, los científicos modificaron químicamente el compuesto para producir el popular antiparasitario que se conoce hoy como ivermectina. 

Presentado al inicio como un producto comercial para su uso en animales en 1981, la ivermectina demostró ser útil contra una amplia gama de parásitos, como lombrices pulmonares, ácaros, piojos, lombrices intestinales y garrapatas.

Luego, investigadores australianos encontraron que la ivermectina ejerce potentes efectos anti-virales contra dos virus que causan enfermedades humanas potencialmente mortales, el virus de inmunodeficiencia humana-1 (VIH-1) y el virus del dengue (DENV).

También se ha encontrado que la ivermectina limita la infección por otros patógenos virales, como el virus de la encefalitis equina venezolana y el virus de la influenza. 

Debido a estos informes, otros investigadores comprometidos con el bienestar real de las personas decidieron probar la actividad de la ivermectina contra el virus PCCh.

Si cada vez son más los que se atreven a dar este paso, pronto se podrá lograr un cambio sustancial en la industria de la salud.

Fuente Celeste Caminos – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *