PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Así es el último sistema de Maduro para controlar a la población venezolana

Desde diciembre de 2017 Nicolás Maduro hizo público el lanzamiento del último sistema del chavismo para controlar a la población venezolana, llamado “Patria”. Esta es una plataforma destinada a ejercer según la narrativa del régimen como un “mecanismo de protección para las víctimas de la guerra económica”. 

El día de su lanzamiento Maduro invitó a inscribirse en esta red que, al final de cuentas, lo que significa es una base de datos en línea para espiar y controlar un gran número de venezolanos para seguir atornillandose al poder.

El argumento para la puesta en marcha de este sistema de control social coincide con el relato inventado por el régimen para justificar el desastre económico de la nación con las reservas de petróleo más grandes del mundo y que hoy está quebrada.

La versión chavista

El discurso chavista responsabiliza del desastre económico que vive Venezuela a una artimaña de potencias mundiales encabezadas por EEUU, para dinamitar desde el exterior las finanzas del Estado venezolano, para así provocar la crisis y sacar a Maduro del poder.

La acción fue bautizada por el chavismo como “guerra económica” contra Venezuela, y desde entonces se ha convertido en chivo expiatorio usado por el régimen para escurrir el bulto frente a un país que está ahogado desde 2014 en una recesión económica y desde 2017 una gran hiperinflación.

Lo que se busca con el Sistema Patria es hacer a la población venezolana más dependiente de las dádivas del Estado. 

¿De que se trata el sistema Patria?

La ecuación es sencilla, señala el medio español La Gaceta de la Iberosfera.

Mientras más depauperada esté la sociedad venezolana, más dependiente será del big brother chavista, y por consiguiente será más fácil reinar sobre ella, ofreciéndole mendrugos. 

La escuela cubana ha enseñado mucho en 60 años al respecto, y el chavismo parece haber aprendido la lección al pelo.

El sistema Patria es hermano de otro proceso parecido, creado por el régimen en 2016, el “carnet de la Patria”.

Este es una suerte de segundo documento de identificación nacional que busca suplantar la cédula de identidad venezolana, inventado por el régimen para proporcionar beneficios a quien lo porte. 

De acuerdo con información del principal medio televisivo chavista, Venezolana de Televisión, para finales de 2020 había unos 20 millones de portadores de este documento.

La discriminación del chavismo

En los casi 5 años de vigencia del Carnet de la Patria, abundan las denuncias de discriminación contra quienes no lo poseen tal y como en su momento lo señaló la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.  

Con el Sistema Patria la cosa no es diferente. Aunque al principio se trataba de un sistema de afiliación voluntaria, progresivamente el régimen desplazó hacia esta plataforma web el pago del sistema de pensiones del país

De allí que la mayoría de los jubilados y pensionados venezolanos terminaron adscritos a este retorcido mecanismo para seguirle los pasos a los ciudadanos, a pesar de no comulgar con la ideología del régimen chavista.

El asunto es sencillo: en Venezuela el pago por concepto de pensión de jubilación en abril fue de 1.400.000 Bs (menos de $0,5). A quienes están afiliados al sistema en línea “Patria” se les concedió un “bono” de 2.900.000 Bs (un poco más de $1). 

Los usuarios de este mecanismo generalmente son bombardeados con propaganda política a través de los servicios de mensajes de texto y a través del propio sitio en internet, en el que se les indica que son “beneficiarios” de bonos.

Según los números oficiales, divulgados por la propia VTV en abril de 2019, Venezuela tenía para aquel entonces casi 5 millones de personas pensionadas.

El control del combustible a través de “Patria”

Otro de los controles ejercidos por el régimen a través del sistema Patria es el suministro de combustible. Con el aumento del combustible el año pasado y la venta de gasolina a precios internacionales el chavismo dispuso del sistema para controlar la cantidad de combustible que se vendía.

La oferta del chavismo para quienes están inscritos en el sistema Patria es poder comprar el litro de gasolina a precios muy inferiores a quienes lo deben comprar a precios internacionales, sin embargo el castigo para aquellos beneficiados han sido las enormes colas en las estaciones de servicio por la gasolina barata.

La condición para comprar la gasolina subsidiada a través de Patria es que pueden disponer solo de 120 litros al mes.

Pagos a quienes participen en campañas de fake news

El sistema Patria ha ido más allá. Recientemente se supo que era utilizado para pagar a quienes participen en la divulgación de las líneas de propaganda oficial del régimen a través de Twitter.

El trabajo, en todo caso, consiste en posicionar etiquetas y replicar fake news de modo goebbeliano, a fin de dejar bien parado al chavismo en las redes sociales. Lo triste del caso es que los llamados “Tuiteros por la Patria” solo acceden a una bonificación que alcanza, a lo sumo, menos de $3 mensuales.

Fuente: Tierra Pura

Compartir