Breaking News

Autopsia a paciente vacunado muestra en sus órganos la proteína de espiga como posible causa de su muerte

Una de las pocas autopsias realizadas a un paciente muerto por causa del virus PCCh (Partido Comunista de China), reveló la presencia del ARN viral en casi todos los órganos del cuerpo, y en consecuencia de la posiblemente tóxica proteína de espiga, contrariamente a lo esperado.

Los creadores programaron que el ARNm contenido en la vacuna permanecera en el lugar de la inyección, pero no fue así. Por eso se asume que la proteína de espiga está también en esos órganos, al parecer confirmando los riesgos planteados en un estudio realizado en Japón, señaló el medio alternativo Hal Turner Radio Show el 13 de junio.

En el concepto de un especialista en enfermedades infecciosas de un hospital de Nueva Jersey, Estados Unidos, que analizó el informe de la autopsia y prefirió permanecer en el anonimato por temor a las represalias por sus declaraciones, estos resultados implicarían una “bomba de tiempo global”, que posiblemente arrase con gran parte de las personas vacunadas.

“La gente piensa que solo una MINORÍA de personas tiene efectos adversos de la vacuna. Basándonos en esta nueva investigación, significa que todo el mundo – EVENTUALMENTE – tendrá efectos adversos, porque esas proteínas de espiga se unirán a los receptores ACE2 en todo el cuerpo”, explicó.

Y agregó: “Se suponía que ese ARNm debía permanecer en el lugar de la inyección y no es así. Eso significa que las proteínas de pico [o de espiga] creadas por el ARNm estarán también en todos los órganos, y ahora sabemos que son las proteínas de pico las que hacen el daño”.

“Peor aún, que el ARN viral se encuentre en todos los órganos a pesar de la vacuna, indica que: 1) La vacuna no funciona en absoluto, o, 2) El virus se beneficia de la potenciación dependiente de anticuerpos (ADE), lo que significa que en realidad se propaga MÁS RÁPIDO en las personas vacunadas. Esto es una bomba de tiempo global”, continuó diciendo.

El informe post mortem describe la situación de un hombre de 86 años que dio NEGATIVO a COVID-19 cuando ingresó por primera vez en el hospital con graves problemas gastrointestinales y dificultad para respirar, el 18 de enero. 

“Los antecedentes médicos incluían hipertensión arterial sistémica, insuficiencia venosa crónica, demencia y carcinoma de próstata. El 9 de enero de 2021, el hombre recibió la vacuna de ARN modificado…”, dijo el reporte publicado en ScienceDirect en este mes de junio.

También aclara que las pruebas no mostraron “ningún cambio morfológico [estructural] asociado al COVID” en los órganos del paciente vacunado durante el tiempo bajo los cuidados médicos. Se presentan imágenes de los órganos afectados. 

No obstante, al compartir habitación con otro paciente contagiado de virus PCCh, también se infectó.

“Estos resultados indican que el paciente ya había desarrollado una inmunogenicidad relevante a través de la vacunación”, pero al infectarse al día 24 (después de la vacuna) murió 4 días después, cita Hal Turner Radio Show.

“Mi conclusión: el pinchazo llevó a este anciano a su fin. Puede que me equivoque, pero esto es lo que veo en el informe postmortem.”, dijo el especialista consultado.

En este sentido, el especialista en virología e inmunología, Prof. Byram Bridle, admitió que el gran error en el desarrollo de las vacunas a base de ARNm lo  constituye la proteína de espiga.

“Cometimos un gran error. No nos dimos cuenta hasta ahora. Pensábamos que la proteína de espiga era un gran antígeno objetivo, pero no sabíamos que la propia proteína de espiga era una toxina y que era una proteína patógena. Así que al vacunar a la gente estamos inoculando inadvertidamente una toxina”, declaró Bridle.

Por otro lado, los informes sobre las muertes causadas por las vacunas contra el virus PCCh aumentan constantemente.

Estos medicamentos experimentales siguen siendo aplicados por millones en todo el mundo, a pesar de las repetidas advertencias y alarmas emitidas por científicos de varios países en el sentido de que se suspendan de inmediato. 

Fuente: José Hermosa – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *