Breaking News

Bajan drásticamente los casos del virus PCCh luego de la distribución masiva de ivermectina en la India

India ha sido noticia el último tiempo por ser uno de los países donde más muertes se registraban como consecuencia del virus PCCh (virus del Partido comunista chino, Covid-19). Sin embargo, recientemente en la ciudad capital de Delhi comenzaron con una distribución masiva de ivermectina y los resultados están siendo esperanzadores, de acuerdo a Life Site News.

Los casos en Delhi, donde el 20 de abril se comenzó a administrar el antiparasitario ivermectina, cayeron de 28.395 a solo 2.260 el 22 de mayo. Esto representa una asombrosa caída del 92%. Asimismo, los casos en Uttar Pradesh han caído de 37.944 el 24 de abril a 5.964 el 22 de mayo, una disminución del 84%, informa el portal The Desert Review.

Delhi y Uttar Pradesh siguieron las directrices del Instituto de Ciencias Médicas de la India (AIIMS) publicadas el 20 de abril de 2021, que exigían una dosis de 0,2 mg por kilogramo de ivermectina por peso corporal durante tres días. Esto equivale a 15 mg por día para una persona de 68 kilos o 18 mg por día para una persona de 90 kilos.

Otros tres estados indios que adoptaron la ivermectina también redujeron drásticamente el número de casos. Goa bajó los casos de 4.195 a 1.647; Uttarakhand bajó de 9.624 a 2.903 y Karnataka de 50.112 a 31.183. Goa adoptó una política de prevención masiva dosificando ivermectina para toda la población adulta mayor de 18 años. La profilaxis consistía en una dosis de 12 mg al día durante cinco días.

India no sería el único caso. También la baja de casos y hospitalizaciones se vio reflejada en la ciudad de México, desde que se comenzó a distribuir ivermectina. 

El Gobierno de la Ciudad de México informó el 14 de mayo que según un estudio en el que analizó el uso de ivermectina en personas infectadas con el virus PCCh, se identificó una reducción de entre 52 y 76% en la probabilidad de ser hospitalizado.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, explicó en rueda de prensa que en enero de este año un grupo médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de la Secretaría de Salud de la capital se reunió con médicos especialistas nacionales e internacionales, quienes administraron ivermectina y ácido acetilsalicílico.

Luego de detectar que prácticamente no había efectos secundarios, las autoridades decidieron incluir dichos medicamentos en el botiquín que el gobierno capitalino otorgó a los pacientes infectados.

En tanto, el titular de la Agencia de Innovación Pública Digital de la capital, José Merino, explicó que a través de más de 220.000 observaciones en personas se detectó una reducción en la probabilidad de ser hospitalizados de entre un 52 y un 76% para las personas que recibieron el kit con las medicinas, que entre otras, incluía la ivermectina.

Sin embargo, en EE. UU. y en la mayoría de los países las agencias gubernamentales y los médicos siguen escépticos con respecto al uso de este económico y asequible fármaco. Incluso la OMS se ha negado a recomendarlo.

Recordemos que la autorización de uso de emergencia según la cual las vacunas experimentales de ARNm han sido aprobadas para uso masivo, no se otorgaría si existiera una terapia alternativa eficaz aceptada. 

¿Cuál es el trasfondo de la Ivermectina?

La ivermectina fue descubierta por primera vez en la década de 1960 por Satoshi Omura, un microbiólogo del Instituto Kitasato de Tokio, y William Campbell, un biólogo y parasitólogo estadounidense que, en ese momento, trabajaba en el Laboratorio de investigación Merck Research Labs de Nueva Jersey.

Como parte del acuerdo de investigación entre el instituto y Merck, Omura aisló microorganismos de muestras de suelo recolectadas en Japón y realizó una evaluación preliminar de sus bioactividades con la esperanza de descubrir un nuevo antiparasitario.

Posteriormente, se enviaron muestras prometedoras al laboratorio de Campbell en los EE. UU. para realizar más pruebas.

Entre los que Campbell recibió de Omura había una sola muestra de suelo que contenía un potente compuesto desconocido que más tarde se denominó avermectina. 

Para mejorar la seguridad y la actividad biológica de la avermectina, los científicos modificaron químicamente el compuesto para producir el popular antiparasitario que se conoce hoy como ivermectina. 

Presentado al inicio como un producto comercial para su uso en animales en 1981, la ivermectina demostró ser útil contra una amplia gama de parásitos, como lombrices pulmonares, ácaros, piojos, lombrices intestinales y garrapatas.

Luego, investigadores australianos encontraron que la ivermectina ejerce potentes efectos anti-virales contra dos virus que causan enfermedades humanas potencialmente mortales, el virus de inmunodeficiencia humana-1 (VIH-1) y el virus del dengue (DENV).

También se ha encontrado que la ivermectina limita la infección por otros patógenos virales, como el virus de la encefalitis equina venezolana y el virus de la influenza. 

Debido a estos informes, otros investigadores comprometidos con el bienestar real de las personas decidieron probar la actividad de la ivermectina contra el virus PCCh. Si cada vez son más los que se atreven a dar este paso, pronto se podrá lograr un cambio sustancial en la industria de la salud.

Fuente Celeste Caminos– BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *