11 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

‘Bombardean’ nubes para causar lluvias y apagar incendio en Nuevo León

La Fuerza Aérea Mexicana, en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, llevó a cabo la aspersión de yoduro de plata en las nubes, a través de una aeronave, para provocar lluvias sobre municipios de Santiago Linares y Montemorelos, en Nuevo León y extinguir así un incendio forestal.

La Sedena llevó a cabo la aspersión de yoduro de plata en las nubes para provocar lluvias sobre municipios de Santiago Linares y Montemorelos.

Conafor informó de que hasta este día se registran 54 incendios forestales activos en 18 estados del país. Foto: © Daniel Becerril / Reuters 29 de marzo del 2021.

La Fuerza Aérea Mexicana, dependiente de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, llevó a cabo la aspersión de yoduro de plata en las nubes, a través de una aeronave, para provocar lluvias sobre municipios de Santiago Linares y Montemorelos, en Nuevo León y extinguir así un incendio forestal.

En un comunicado, ambas dependencias informaron este viernes de que con motivo de un incendio forestal que afecta a las zonas citadas desde el 16 de marzo, la Sedena ha desplegado 391 elementos militares, 28 vehículos y tres aeronaves para el control y extinción del incendio, entre ellas la aeronave especialmente equipada.


Por su parte la Defensa indicó que utilizó un avión King Air 350i que acondicionó “con un sistema de aspersión, con el fin de colaborar con los trabajos realizados por las autoridades civiles y militares, en el combate del incendio”.

La aeronave, con personal especializado a bordo, despegó de la Base Aérea Militar número 14 ubicada en Apodaca, Nuevo León, y sobrevoló los municipios de Santiago Linares y Montemorelos en la misma entidad.


En su trayecto y como parte del plan, el avión “descargó de 100 litros de yoduro de plata en solución de acetona que al interactuar con las condiciones climatológicas derivadas del Frente Frío número 47 generó lluvias en el área, lo que contribuyó a la sofocación del incendio”.

En el informe se apuntó que las condiciones meteorológicas reportadas el 31 de marzo “se prestaron para que el reactivo actuara, detonara la precipitación y sostuviera el aporte de humedad que permitió la extinción de las llamas”.

Fuente Forbes Mx