PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

PREVENCIA > América > Chile: Guerrilla indígena incendia 31 casas después de que comunista gana la presidencia

Chile: Guerrilla indígena incendia 31 casas después de que comunista gana la presidencia

4 minutos de lectura
Read Time:4 Minute

La Resistencia Mapuche Lavkenche (RML), una guerrilla separatista indígena en Chile, asumió la responsabilidad de un violento asalto que resultó en el incendio de 31 propiedades en el sur del Bío Bío el martes por la noche, declarando que la elección de un radical apoyado por los comunistas como presidente no detendría su guerra contra el estado chileno.

El sur de Chile ha sido devastado durante meses por ataques de los indígenas mapuche, supuestamente destinados a erradicar la presencia del estado chileno y establecer allí comunidades indígenas independientes. El Congreso chileno extendió el martes un decreto de estado de emergencia para las regiones del sur de Chile que permite una mayor cooperación entre la policía y el ejército para restaurar la paz.

Los ataques indígenas en las regiones más remotas del sur se intensificaron después de dos años de violencia radical de izquierda en Santiago y otras ciudades importantes, inicialmente supuestamente como una respuesta a que el presidente de centroderecha y pro China, Sebastián Piñera, consideraba un aumento de los precios del transporte público, pero que rápidamente se convirtió en el incendio de comisarías e iglesias. La violencia de izquierda en las ciudades resultó en que Chile votara para deshacerse de su constitución y eligiera al radical de extrema izquierda Gabriel Boric, quien una vez se describió a sí mismo como “a la izquierda del PC [Partido Comunista]”, presidente.

Boric derrotó al candidato conservador José Antonio Kast en una campaña marcada por ataques recurrentes de izquierda a eventos pacíficos de la campaña conservadora, incluido un asalto violento a un mitin familiar en Santiago la semana antes de que los chilenos acudieran a las urnas. Las turbas izquierdistas también atacaron a uno de los empleados de Kast mientras estaba embarazada, intentando empujarla al suelo.

La RML escribió en una declaración pública asumiendo la responsabilidad de la violencia el martes que no tenía intención de cesar sus ataques terroristas ahora que un izquierdista radical estaba listo para tomar el poder. El comunicado, publicado en su totalidad por el medio de noticias chileno Biobio , pareció vincular el ataque del martes con la condena de atacantes indígenas por el asesinato masivo de varios campistas en 2019 en esa región, calificando su próxima sentencia como “el castigo de un racista y opresivo Expresar.»

“Ante los discursos de paz que esta falsa democracia está tratando de imponer, vamos a tener claro que no renunciaremos a nuestras  tralkas [armas]”, aseveró el comunicado. “Mientras los deforestadores y las empresas de extracción agregada sigan devastando nuestro territorio, las corporaciones turísticas sigan enriqueciéndose con nuestros recursos, y las cárceles sigan llenas de  mapuche , la  weichan [lucha] no parará. Ni con Piñera ni con Boric ”.

Los mapuche son la comunidad indígena más grande de Chile.

El ataque de la noche del martes ocurrió en el lago Lanalhue, provincia de Arauco, Biobío. Los informes iniciales indicaron que los asaltantes encapuchados habían incendiado 27 casas; el número aumentó a 31 en los medios locales el miércoles. Algunas eran cabañas destinadas a ser alquiladas a turistas, pero muchas fincas también eran casas.

Los atacantes también amenazaron con matar a todos los presentes y abrieron fuego contra los civiles presentes.

“Le dispararon a mi madre cuando huía”, dijo Jorge Duhart, un testigo, a 24 Horas de Chile. “Tuvo que esconderse en los bosques que rodeaban la casa. Me las arreglé para decírselo a tiempo «.

“Nuestras casas se han ido por completo. Somos gente pobre y trabajadora. Vivimos de la agricultura y la ganadería ”, dijo otro hombre, cuya identidad está oscurecida.

La red chilena T13 informó que la policía no llegó a tiempo para proteger las casas, en parte porque los atacantes cortaron árboles y los usaron para bloquear caminos hacia la comunidad. Los atacantes también robaron y destrozaron vehículos locales y abrieron fuego, hiriendo al menos a una persona, un cuidador de la cabaña.

El gobernador regional Rodrigo Díaz emitió un comunicado luego del ataque pidiendo al presidente electo Boric que rápidamente “trabaje para encontrar de una vez por todas una solución a estos problemas”.

El ataque ocurrió el mismo día en que el Senado chileno aprobó la extensión de una disposición sobre el estado de emergencia hasta enero, que otorga al ejército chileno un mayor poder para enfrentar las amenazas terroristas en la región, permitiendo en particular la cooperación entre las unidades militares y policiales locales.

La declaración de RML indica que la violencia no disminuirá en el corto plazo en respuesta a la elección de Boric, a pesar de que los grupos separatistas mapuche tienden a alinearse con el establecimiento izquierdista chileno. A ese coro se sumó una declaración del portavoz de otro grupo guerrillero, la  Coordinadora Arauco Malleco (CAM), que condena a Boric como un “pseudoprogresista”. La CAM es una organización terrorista que intenta separar el sur de Chile del gobierno chileno y convertirlo en un estado indígena.

“Con Gabriel Boric y su gobierno pseudoprogresista ni siquiera habrá reformismo”, dijo el vocero de la CAM, Héctor Llaitul , en un mensaje esta semana.

“Habrá conservadurismo oligárquico, se mantendrá el sistema capitalista y colonialista, continuará la represión contra la resistencia movilizada del pueblo mapuche”.

Llaitul prometió que su grupo “permanecería en el camino de la autonomía revolucionaria” y “el desplazamiento del poder burgués [y] la destrucción del estado capitalista colonialista en Wallmapu [sur de Chile]”.

Fuente: Breibart

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.