Breaking News

Ciberdelincuentes usan ‘deepfakes’ para crear videos porno de sus víctimas, en una nueva modalidad de estafa por Instagram

Las autoridades de la India están advirtiendo sobre una creciente ola de fraudes en línea bajo una nueva modalidad, que incluye el uso de falsos videos pornográficos de las víctimas, trucados mediante tecnología ‘deepfake’ (ultrafalso, en español). Un reciente artículo del diario The Indian Express recoge el caso de una de las víctimas de esas estafas, que comenzó con una solicitud de amistad en Instagram, aparentemente inofensiva. 

El pasado 2 de julio, Rohan Bhasin, vicepresidente adjunto de una empresa de ‘marketing’ en redes sociales con sede en Delhi, incluyó en su lista de amigos de la red social a una mujer que, aunque no conocía personalmente, le hizo ver que compartían algunos amigos en común. Posteriormente, esa persona le envió un mensaje privado solicitándole su número de WhatsApp, a lo que Bhasin se negó, y a los pocos minutos comenzó a recibir videollamadas a su Instagram de ese mismo contacto.

«Al principio ignoré las llamadas, pero después de siete u ocho de ellas, contesté al teléfono. Al otro lado había una mujer desnuda realizando actos obscenos. Tardé unos 15 segundos en darme cuenta de lo que estaba pasando. Y entonces, colgué», cuenta el hombre, de 33 años.

A continuación, la víctima recibió mensajes de la supuesta mujer, en los que le pedía dinero a cambio de no difundir un video supuestamente suyo. No obstante, Rohan no cedió al chantaje y optó por borrar ese contacto de su perfil de Instagram. Según cuenta, unos 15 minutos después de eso, amigos y familiares suyos lo llenaron de mensajes y llamadas sobre un material pornográfico que habían visto y en el cual aparentemente él participaba. Entre tanto, su hermana aseguró haber recibido en su Instagram una imagen con la cara de Bhasin, que mostraba genitales masculinos y femeninos, enviada por la misma mujer de la estafa, a quién poco antes había decidido aceptar por ser amiga de su hermano.

Ese mismo día, Bhasin presentó una denuncia policíal en Delhi, adjuntando capturas de pantalla de sus charlas. Dos días después, el 4 de julio, la división de delitos cibernéticos de la ciuadad de Agra (estado de Uttar Pradesh) arrestó a tres individuos que podrían ser parte de la misma banda de estafadores que atacó a Rohan. Las autoridades asumen que quienes están detrás de este tipo de delitos operan desde Uttar Pradesh y los estados vecinos de Haryana y Rayastán. Sin embargo, es imposible rastrearlos con precisión, debido a sus técnicas de comunicación y su manera de accionar en línea.

Respecto a esta modalidad de ataques, Rakshit Tandon, un experto en el tema que ayudó a Bashin, explicó que, por lo general, los estafadores aprovechan las videollamadas para hacer una captura del rostro de la víctima, que posteriormente es incluida en el material audiovisual de extorsión. «También hacen llamadas alegando ser policías. Hay gente que ha pagado miles de millones para proteger su reputación», añade Tandon, quien aconseja nunca responder al llamado de un desconocido.

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *