Breaking News

Coca Cola fue creada por un coronel confederado dueño de esclavos que era adicto a la morfina

A pesar de haber proporcionado recientemente material didáctico a sus empleados para enseñarles a «ser menos blancos», la empresa Coca-Cola parece estar huyendo de su propia historia y de su creador: el coronel del ejército confederado, propietario de esclavos y adicto a la morfina, John Pemberton.

Más de un siglo antes de que la empresa se ridiculizara con la compra de un plan de estudios antiblancos para sus empleados, Coca-Cola fue inventada por Pemberton, que, tras haber sufrido una devastadora herida de sable mientras luchaba por la Confederación durante la guerra civil, era adicto a la morfina y esperaba que la bebida carbonatada curara su adicción.

Antes de la guerra civil, Pemberton se casó con Anna Eliza Clifford Lewis, hija de un prominente propietario de una plantación de Georgia. En 1854, Pemberton y su esposa dieron a luz a un niño, lo que llevó a su padre a vender a la joven pareja dos esclavos para ayudar a la crianza del niño. Pemberton también figuraba como propietario de una esclava de 20 años en la Lista de Esclavos de 1860, lo que sugiere que podría haber tenido más que las dos que le vendió su suegro.

Pemberton, aspirante a farmacéutico e inventor de fármacos, creía que la Coca-Cola podría ayudarle a superar su adicción a la morfina, a la que se hizo dependiente tras sufrir una herida de sable durante la batalla de Columbus, Georgia, durante la guerra civil.

Según el libro de 2004, The Pursuit of Oblivion, Pemberton fue disparado, acuchillado con un sable y quedó marcado de por vida por los yanquis, Más tarde se arruinó y, aquejado de artritis y dolores de estómago recurrentes, Pemberton se volvió dependiente de la morfina y llegó a creer en las afirmaciones de los fabricantes de medicamentos estadounidenses de que sus productos de coca podían utilizarse para sacar a la gente de la adicción a la morfina.

En 1884, Pemberton empezó a vender brebajes de vino, hojas de coca y nueces de cola. Cuando la prohibición llegó a Atlanta poco después, vendió una bebida carbonatada hecha con hojas de coca y nueces de cola, llamando a su creación Coca-Cola.

Sin embargo, Pemberton tuvo dificultades para comercializar su creación y acabó obteniendo pocos beneficios en vida. Tras su muerte, la empresa acabó teniendo éxito y acabó convirtiéndose en el gigante corporativo que proporciona materiales a sus empleados en los que se les instruye para «ser menos blancos».
Irónicamente LinkedIn vendió el plan de estudios de «ser menos blanco» a Coca-Cola y a otras grandes empresas sin conocimiento de la persona cuyas conferencias fueron robadas para crear los materiales. LinkedIn finalmente los puso fuera de servicio después de que los medios de comunicación llamaran la atención sobre el curso, y National File rastreó la creación de los materiales hasta una empresa financiada por los Koch llamada Big Think, que se especializa en derribar el cristianismo y los valores americanos tradicionales a favor del estilo de libertinaje de libre mercado favorecido por el imperio Koch.

Fuente: Tierra Pura

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *