Breaking News

Cuatro miembros del movimiento talibán, anteriormente encarcelados en Guantánamo, son nombrados ministros del nuevo gobierno interino de Afganistán

Cuatro miembros del movimiento talibán* liberados de Guantánamo por la administración Obama en 2014 a cambio del exmiembro del Ejército de EE.UU., Bowe Bergdahl, entraron en el nuevo gobierno interino de Afganistán, formado por el grupo fundamentalista islámico, dio a conocer este martes New York Post.

Se trata, precisamente, del ministro interino de Fronteras y Asuntos Tribales Norullah Noori, el ministro interino de Información y Cultura Khairullah Khairkhah, el director interino de Inteligencia Abdul Haq Wasiq y el viceministro de Defensa Mohammad Fazl. 

En mayo de 2014 Bowe Bergdahl, soldado estadounidense secuestrado por los talibanes en Afganistán en 2009, fue puesto en libertad a cambio de la liberación de cinco miembros de la organización, incluidas las cuatro personas mencionadas anteriormente. Al ser liberados, los talibanes se dirigieron a Catar, donde en aquel entonces residía gran parte del liderazgo político del grupo fundamentalista. 

En 2015 Bergdahl fue acusado de deserción de su unidad, lo que llevó a su captura por los talibanes. En 2017 se declaró culpable y fue sentenciado a una baja deshonrosa, una reducción de rango y una multa. 

Nuevos ministros 

Según documentos del Pentágono, revelados por WikiLeaks, antes de llegar al famoso centro carcelario, Wasiq había sido jefe de inteligencia de los talibanes y había luchado junto a grupos militantes islamistas. «Ayudó a que el personal de Al-Qaeda capacitara a los talibanes en métodos de inteligencia», según los reportes filtrados.

Noori se había desempeñado como gobernador de las provincias de Balj y Lagmán durante el período previo de los talibanes en el poder, y era buscado por cometer posibles «crímenes de guerra, incluido el asesinato de miles de musulmanes chiítas».

Fazil había ocupado el puesto de viceministro de Defensa. Fue acusado de supuestos crímenes de guerra durante la guerra civil de Afganistán en la década de los años 90 del siglo XX y, al igual que Noori, era buscado por el asesinato de miles de chiítas, además de tener lazos con Al-Qaeda. 

Cabe indicar que los documentos del Pentágino sobre Wasiq, Noori y Fazil , filtrados por Wikileaks, los calificaron de alto riesgo para los intereses de EE.UU. y sus aliados, pero de gran valor de inteligencia.

A su vez, de acuerdo a New York Post, Khairkhah había sido gobernador de la provincia occidental de Herat entre 1999 y 2001 y era conocido como «uno de los principales narcotraficantes de opio en el oeste de Afganistán».

* El movimiento talibán, designado como «organización terrorista» por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *