Breaking News

Cuba: monjas y sacerdotes lideran las mayores protestas desde julio

Los sacerdotes y monjas católicos se encontraban entre los miembros más visibles de la sociedad que participaron en las protestas contra el régimen comunista de Cuba el lunes, el día más grande de protestas a favor de la libertad desde julio.

Un grupo de disidentes anticomunistas llamó al pueblo cubano a tomar las calles pacíficamente el 15 de noviembre y exigir un cambio en la brutal dictadura de 62 años. Para resaltar su intento de buena fe de reunirse pacíficamente, el grupo intentó obtener un permiso legal para la marcha, que el régimen negó en octubre. 

Anticipándose a las protestas, el régimen de Castro organizó decenas de «actos de repudio» (ataques de turbas orquestados por el estado contra las casas de disidentes conocidos) y movilizó los «Comités para la Defensa de la Revolución» (CDR), redes de espionaje civil localizadas utilizado para intimidar a los disidentes y hacerlos callar.

El régimen cubano reaccionó de manera desproporcionada al llamado a la protesta, imponiendo amplios protocolos de arresto domiciliario a disidentes conocidos para evitar que el día resultara en protestas tan grandes como las del 11 de julio. Ese día, grupos de derechos humanos estiman que 187.000 personas en todo el país organizaron protestas. exigiendo el fin del comunismo. Los disidentes estiman que el régimen arrestó a miles de personas, muchas de ellas menores, algunas de ellas transeúntes que no protestaban en ese momento, y muchas siguen desaparecidas al cierre de esta edición.

Las amenazas fallaron. Los informes generalizados de la isla revelaron un gran número, aunque los grupos de derechos humanos aún no han contado los totales, de personas vestidas de blanco y repartiendo flores, una forma de protesta que los disidentes adoptaron a gran escala de las Damas de Blanco, un grupo de mujeres que protestan semanalmente por la libertad de sus seres queridos, quienes son presos de conciencia. 

Un número cada vez mayor de sacerdotes y monjas católicos se han convertido en elementos integrantes del movimiento de protesta y se unieron a los «contrarrevolucionarios» el lunes.

En la ciudad de Bejucal, a unos 26 kilómetros de La Habana, sacerdotes y monjas vestidos de blanco marcharon pacíficamente luego de organizar en las redes sociales:

Los sacerdotes también fueron participantes visibles en las protestas en La Habana, marchando y bendiciendo a los manifestantes:

“Mientras el régimen mantuvo activistas, periodistas y miembros de la oposición cubana bajo arresto domiciliario, monjas y sacerdotes desafiaron las prohibiciones”, el sitio de noticias católica Aleteia informó . “Lo hicieron reuniéndose en plazas y calles públicas donde se iban a reunir los manifestantes detenidos”.

“Saludos y bendiciones. Así como me ven aquí salí a caminar por la gente y repartir flores, primero a la policía y luego a las mujeres que vi en la calle ”, escribió en las redes sociales el padre Kenny Fernández Delgado, compartiendo una foto vestido de blanco. en solidaridad con el movimiento anticomunista.

Fernández Delgado forma parte de un grupo de sacerdotes que recibieron amenazas estatales y fueron objeto de “actos de repudio”, según múltiples informes sobre el terreno, lo que hace que su participación sea particularmente impresionante.

“Me acaban de comunicar que llamaron desde la Oficina de Asuntos Religiosos para informar que conocen la intención de los Padres Rolando Montes de Oca y Castor Álvarez Devesa de participar mañana en la protesta del 15 de noviembre junto a nuestro pueblo”. Dijo el padre Alberto Reyes Pías en un video publicado en Facebook el domingo. “E informaron que, si participamos en la protesta, nos detendrán. Somos sacerdotes para predicar el Evangelio, y el Evangelio de Jesucristo habla de libertad, de justicia, de verdad, eso es lo que pide nuestra gente ”.

“Si ser detenido es el precio de ser coherente con la predicación del Evangelio, que así sea. Si Dios quiere, mañana estaremos acompañando a nuestro pueblo ”, prometió Reyes.

El régimen de Castro respondió al video organizando un «acto de repudio», un ataque de hostigamiento de la mafia afuera de la casa del sacerdote el domingo por la noche. Los lugareños compartieron imágenes de video de una multitud agresiva vestida de rojo, el color del comunismo, y gritando amenazas e insultos frente a la casa del sacerdote. Según los informes, el ataque también tuvo como objetivo a Wilfredo Pino, el arzobispo de Camagüey que estaba presente en la casa en ese momento.

Simpatizantes del régimen comunista también compartieron con orgullo un video del acoso callejero.

Aleteia señaló que Reyes, así como los dos sacerdotes que mencionó en su video, participaron todos en las protestas, de todos modos. Para el padre Álvarez, las protestas marcaron un regreso a las calles luego de su brutal asalto y arresto el 11 de julio. Participante pacífico de las protestas de ese día, Álvarez desapareció por días luego de recibir una paliza pública a manos de los oficiales de seguridad del estado que se fueron. él con una herida importante en la cabeza. La policía también lo arrastró por las calles, dijeron testigos, antes de meterlo en un vehículo policial y llevárselo.

Álvarez, Reyes, Montes de Oca, Fernández y otros ocho sacerdotes publicaron una carta la semana pasada instando al régimen a no responder con violencia a las protestas de esta semana.

“No queremos que la policía vuelva a golpear y maltratar a su propia gente”, escribieron los sacerdotes. “No queremos volver al derramamiento de sangre; no queremos escuchar disparos. No, porque ese no es el camino que nos llevará a la Cuba que necesitamos y que todos queremos ”.

Cuba es un régimen comunista, por definición, ateo que ha perseguido a su población cristiana durante décadas. Si bien los últimos tres papas han mantenido relaciones cordiales, aunque distantes, con el régimen de Castro, los sacerdotes en el terreno en la isla a menudo han desafiado la tibieza del liderazgo de la Iglesia Católica en el último medio siglo, pidiendo una acción organizada para liberar a los Estados Unidos. país.

Fuente: Breibart

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.