Breaking News

Disputa entre cárteles agudiza violencia en Zacatecas, Michoacán, Jalisco y Guanajuato

Aunque el gobierno federal asegura que el aumento de la violencia en México está contenido desde que asumió el poder el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo cierto es que en Guanajuato, Zacatecas, Michoacán, Jalisco y el Estado de México han visto más episodios criminales y concentran 50% de los homicidios en el país.

De acuerdo con diversos analistas en seguridad consultados por Forbes México, la violencia en dichos estados se origina por la irrupción del Cártel de Jalisco Nueva Generación que pelea a otros cárteles como el de Sinaloa, o Cárteles Unidos, en Michoacán, las plazas para el trasiego de drogas y otros ilícitos.

Uno de los municipios que ha visto recrudecida la violencia en los últimos meses es Fresnillo, Zacatecas, gobernado por el morenista Saúl Monreal, quien en los pasados comicios electorales fue reelecto como alcalde.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, durante agosto y octubre de este año se registraron en Fresnillo 121 homicidios dolosos, 52 casos más respecto al mismo periodo de 2020, cuando se contabilizaron apenas 69.

Fresnillo forma parte de los 50 municipios a los que el gobierno federal atiende de manera prioritaria por sus altos índices de violencia asociadas al crimen organizado.

En Zacatecas, la violencia se ha recrudecido por las disputas entre los cárteles de Sinaloa, de Jalisco Nueva Generación y Los Talibanes-Zetas.

Apenas el pasado 19 de noviembre, fueron hallados los cuerpos de 10 hombres que fueron colgados en un puente que conecta a Zacatecas con Aguascalientes, en el municipio de Cuauhtémoc, demarcación que también se encuentra dentro de las 50 más violentas, con 32 homicidios dolosos entre agosto y octubre.

A esto, se le suman los asesinatos de 9 sujetos en Fresnillo, Loreto y Calera. Ayer lunes, la Fiscalía del Estado reportó 5 homicidios dolosos en la entidad, aunque no aclaró la procedencia.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informática (Inegi), 96% de los habitantes del ayuntamiento dijo sentirse inseguro, la proporción más alta del país.

Ante la violencia desatada en Zacatecas, David Monreal, gobernador del estado, relevó este fin de semana al secretario de Seguridad Pública, Arturo López, y en su lugar designó al general en retiro Adolfo Marín Marín.

Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que estará en Zacatecas para presentar, junto a todo su gabinete, un plan de apoyo para combatir la escalada de violencia.

Otra entidad que vive el azote de la violencia y su recrudecimiento producto del la irrupción de cárteles del narcotráfico es Michoacán, que gobierna el morenista Alfredo Ramírez Bedolla.

La entidad tiene tres de los 50 municipios más violentos del país: Zamora, Uruapan y Morelia, donde en conjunto suman 266 homicidios dolosos entre agosto y octubre de este año, de acuerdo con datos presentados por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

A nivel nacional, Michoacán es el tercer estado más violento de México con 2,234 homicidios reportados en lo que va del año.

A principios de mes, en el municipio de Tangamandapio, 11 indígenas fueron ejecutadas y abandonadas en una carretera; seis eran menores de edad.

De acuerdo con autoridades de seguridad en Michoacán consultadas por Forbes México, gran parte del norte de la entidad vive el embate del Cártel de Jalisco Nueva Generación que ha encontrado en la “leva” una forma de sumar a sus filas a pobladores indígenas de diversos municipios.

Dicha organización criminal tiene amplia presencia en las demarcaciones de la Sierra-Costa, Tierra Caliente y municipios colindantes con Jalisco, estado ubicado como el quinto más violento de México, con 2,091 homicidios dolosos.

Jalisco tiene 4 municipios con mayores índices de homicidios dolosos: Guadalajara, Tlaquepaque, Zapopan, Tlajomulco y Lagos de Moreno, que en conjunto registraron 288 asesinatos en 10 meses.

El pasado 9 de noviembre, el gobierno federal presentó un plan de apoyo para Michoacán que implicaba el despliegue de alrededor de 17 mil efectivos.

No obstante, el gobernador de la entidad ha reconocido que en municipios como Tepalcatepec, los enfrentamientos con las fuerzas armadas ocurren a diario sin que haya control de la autoridad sobre estas zonas.

La Familia Michoacana también mantiene fuerte presencia en ayuntamientos como Zitácuaro, municipio colindante con el Estado de México, la cuarta entidad más violenta con 2,292 homicidios dolosos en 10 meses.

Guanajuato, que también padece las disputas del Cártel de Jalisco Nuevo Generación, acumula 2,950 homicidios dolosos en lo que va del año, lo que lo ubica como el estado más violento del país.

Fuente: Forbes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *