Breaking News

Efecto home office: se cuadruplican casos de síndrome del túnel del carpo. Aquí los síntomas y costo del tratamiento

La pandemia nos ha llevado a adoptar hábitos que, aunque parecen ayudarnos a ser más más eficientes en la nueva normalidad, en realidad nos exponen al desarrollo de enfermedades o lesiones, tal es el caso de las jornadas extremas que pasamos frente a la computadora pues, sin darnos cuenta, sometemos a nuestras muñecas a un estrés intenso y constante que puede conducir al desarrollo de una de las enfermedades profesionales más frecuente en el país: el síndrome del túnel del carpo (STC).

Para saber más al respecto, en +Dinero de Forbes México entrevistamos al Dr. Diego Eduardo Buendía Valdez, médico ortopedista con alta especialidad en cirugía de columna vertebral y miembro titular del Colegio Mexicano de Ortopedia y Traumatología, A.C., así como de la North American Spine Society y de la American Academy of Orthopaedic Surgeons, quien nos habló sobre esta condición, sus principales síntomas, costos del tratamiento y qué podemos hacer para cuidar nuestra salud y nuestro bolsillo si nuestro trabajo nos hace pasar horas frente al teclado de la computadora.

El dolor de muñeca no es normal después de un día de trabajo: ¿Qué es el STC?

El STC es una enfermedad que aparece cuando el retináculo -un ligamento que une a los huesos de la mano- o los tendones que pasan debajo de él se inflaman y comprimen al nervio mediano lo cual genera dolor, adormecimiento o entumecimiento en la muñeca o en los dedos.

Las personas más propensas a desarrollarlo son las que realizan movimientos repetitivos con las manos durante largos periodos, por ello es más frecuente en secretarias, programadores, gamers y personas que trabajan horas frente a una computadora.

Principales síntomas, identifícalos y atiéndelos

El principal síntoma del STC -y lo que debe alertarnos- es el dolor, adormecimiento o entumecimiento del dedo pulgar, índice y medio de la mano o el dolor de la muñeca que se extiende hacia la cara palmar de los dedos.  

“El momento ideal para empezar el tratamiento es cuando los síntomas inician, ya que podemos implementar cambios en el estilo de vida, mejoras en la higiene del trabajo, así como cambios ergonómicos que detengan el aumento de la inflamación, sin embargo, estas medidas no eliminarán por completo el problema”, explica el ortopedista Diego Buendía.

La única forma de eliminar la inflamación es retirando el factor que la genera, es decir, las actividades laborales mencionadas. Como sabemos que eso es casi imposible, apenas aparezcan los síntomas lo ideal será controlar su avance. Desafortunadamente, una vez que se desarrolla el síndrome, existe una alta probabilidad de que en algún momento la persona requiera de cirugía para aliviar los síntomas.

¿Cuál es el costo del tratamiento quirúrgico del STC?

“En un hospital básico de corta estancia el costo mínimo es de $50,000 pesos, mientras que en un hospital plus puede elevarse a $150,000 o $200,000 pesos.  Este precio incluye todo: internamiento, honorarios médicos, medicamentos postoperatorios, terapia física y rehabilitación que te reintegrará a tu vida laboral (la cual dura entre tres y cuatro semanas)”, informa el Dr. Buendía.

Por otro lado, el tipo de cirugía también es un factor que determinará el costo, ya que existen dos opciones:

-Cirugía abierta: Que tiene un costo de entre $40,000 y $50,000 pesos y una probabilidad de recurrencia de los síntomas del 1%

-Cirugía endoscópica: Su costo es tres veces mayor que el de la cirugía abierta y tienen una probabilidad de recurrencia de los síntomas del 20%

La nueva normalidad cuadriplica el número de casos de STC

“Los casos de personas con STC han aumentado muchísimo, podemos decir que la cantidad de pacientes con este síndrome se ha cuadriplicado. Antes de la pandemia operábamos a una persona al mes o cada dos meses, ahora operamos un paciente a la semana”, advierte el especialista.

¿Qué puedo hacer para evitar la aparición o complicación de los síntomas?

Aunque nuestro trabajo nos predisponga al desarrollo de STC, existen alternativas de cuidado que nos pueden ayudar a prevenir o retrasarlo. Estas son las recomendaciones que el Dr. Diego nos comparte:

  • Es muy importante que le demos tiempo de descanso a las manos: lo recomendable es que, aproximadamente, cada 2 horas realicemos 10 minutos de movimientos de rotación y extensión de las muñecas (mover la muñeca hacia atrás con extensión de los dedos), ya que esto permitirá que los ligamentos se extiendan
  • También resulta benéfico implementar elementos ergonómicos en el trabajo como una medida básica, incluso antes de la aparición de los síntomas. Por ejemplo: los colchones para el ratón, teclados ergonómicos y, sobre todo, trabajar en una mesa y silla que tengan la altura adecuada

Asimismo, es relevante mencionar que existen diversos tipos de muñequeras -rígidas, dinámicas, ergonómicas, retirables, no retirables- que permiten que el nervio se desinflame y, efectivamente, funcionan como una herramienta que alivia los síntomas, pero es poco probable que resuelvan el problema.

“Recuerden que los médicos podemos ayudarles a mejorar las molestias, sin embargo, es muy importante que acudan a valoración para que podamos determinar el nivel de inflamación que presentan y, de acuerdo a eso, implementemos la medida de control más adecuada -medicamentos, fisioterapia, férulas, ejercicios, etcétera-. Pero si acuden a valoración cuando su situación ya ha avanzado demasiado, entonces será muy probable que los síntomas no mejoren a menos que se realice la operación”, concluye el ortopedista Diego Buendía Valdez.

Protegernos del COVID-19 mediante el aislamiento y el home office no tiene porqué llevarnos a desarrollar otras enfermedades. Ahora que estamos más familiarizados con esta nueva normalidad y los riesgos que conlleva, es momento de implementar medidas preventivas y acudir al médico apenas identifiquemos algún síntoma, esto no solo nos llevará a un mejor pronóstico, sino que también ayudará a cuidar a nuestro bolsillo.

Fuente: Forbes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *