Breaking News

El comunismo cubano incorpora la agenda LGTB y expone bandera de arcoíris en edificio público

Como es sabido, el régimen castrista cubano ha rechazado durante años a las parejas del mismo sexo. Pero evidentemente han sido presionados por las fuerzas globalistas de izquierda que se imponen en todo el mundo con las mismas políticas y objetivos, decidiendo ahora también aceptar la ideología de género, al punto de colgar una bandera gigante con los colores LGTB tapando la sede del Ministerio de Salud en la Habana en el día Internacional contra la Homofobia.

Mientras el país caribeño decide un nuevo código familiar, el cual podría aprobar definitivamente el matrimonio entre personas del mismo sexo, continúa la imposición de símbolos y demostraciones de poder por parte del movimiento LGTB. En este caso colocaron una bandera extremadamente grande, en el histórico edificio del Ministerio de Salud, reportó Reuters.

Las denuncias que incluso fueron probadas por los manuscritos publicados por el Che Guevara, indican que los homosexuales luego de la independencia de 1959 fueron profundamente discriminados y criminalizados al punto de meterlos por la fuerza en campos de concentración destinados exclusivamente a revertir su situación como homosexuales.

Sin embargo, durante los últimos años se registraron avances considerables en la agenda LGTB de Cuba, entre las que se destacan el derecho a las operaciones gratuitas de cambio de sexo, la prohibición de discriminar por motivos sexuales en ambientes laborales y comenzaron a fomentarse desde el propio estado diversos congresos contra la homofobia.

Este año debido a la pandemia, las autoridades comunista/cubanas no han permitido ninguna convocatoria de gente para celebrar el día contra la homofobia, sin embargo decidieron colocar la enorme bandera en el edificio del Ministerio de Salud y en otras dos instituciones gubernamentales.

“Nunca pensé que viviría para ver la bandera del movimiento de diversidad sexual colgada junto a la cubana en una institución tan importante como el Ministerio de Salud”, dijo Teresa de Jesús Fernández, coordinadora de la Red Nacional de Mujeres Lesbianas y Bisexuales después de posar para una foto con la bandera.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel, fue el encargado de romper con la línea dura del partido, más ligado a la ortodoxia castrista. Además, Díaz-Canel se burló de la ortodoxia del partido al respaldar los movimientos LGBT, y expresó públicamente que Cuba “garantizará todos los derechos para todas las personas”.

“Ya hemos llegado hasta aquí”, dijo el activista LGBT Yasiel Valdés Girola, refiriéndose a la bandera fuera del Ministerio de Salud. “Lo que queda es que el nuevo código de familia reconozca la unión legal entre dos personas, independientemente de su género o sexo, y la oportunidad de construir una familia”.

Evidentemente en Cuba existe una contradicción grande entre las nueva tendencias del estado que apoya a los homosexuales y su movimiento ideológico y sus estructuras ortodoxas de primera instancia que rechazaban con absolutismo la homosexualidad.  

Pero también queda en evidencia que la agenda LGTB es lo suficientemente poderosa como para penetrar en todas las estructuras de poder, incluso en aquellas vigentes atravesadas por costumbres en las que la ortodoxia ha condenado históricamente y con determinación la homosexualidad, como es el caso del Castrismo en Cuba. 


Fuente Andrés Vacca – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *