Breaking News

El Congreso de República Dominicana rechazó la legalización del aborto y la reforma LGBT del Código Penal

La Cámara de Diputados de República Dominicana votó en una sesión histórica donde la izquierda progresista tenía todo listo para legalizar el aborto e introducir la ideología de género en las escuelas.

Sin embargo, a último momento la izquierda más conservadora y la derecha se unieron para derribar el proyecto de ley que pretendía reformar el Código Penal. “La ultraizquierda y la ultraderecha votaron juntiticos”, resumió el presidente de la Cámara de los Diputados, Alfredo Pacheco, al final de la sesión.

El fracaso de la votación fue una sorpresa, puesto que el proyecto legislativo había sido consensuado por una comisión bicameral y había sido aprobado en el Senado por una amplia mayoría.

De esta manera, el aborto sigue totalmente prohibido en República Dominicana. Originalmente, todos los partidos se habían puesto de acuerdo para aprobar un causal: el riesgo para la vida de la madre o del feto.

Pero los partidos de centro pidieron que se despenalizara en tres casos: violación o incesto, malformación del feto incompatible con la vida, o riesgo de muerte para la madre. Esto no fue aceptado por los diputados más conservadores y la ley entera se terminó cayendo.

Tras el fracaso de la votación, República Dominicana se mantiene como uno de los cinco países de América Latina en los que el aborto está totalmente prohibido, junto a Haití, Honduras, Guatemala y Nicaragua.

Concepto de orientación sexual diferente al sexo biológico


Otro proyecto que fue sometido a votación y rechazado fue uno que tipificaba el delito de discriminación por orientación sexual, creando legalmente este concepto, separado del sexo biológico.

Con esta reforma se pretendía penalizar los delitos “homofóbicos” y “transfóbicos”, que iban desde agravantes por violencia contra estas personas hasta multas por decirle “él” a un hombre que se identifica como “ella”.

El nuevo Código Penal se había presentado como un proyecto para modernizar el estatuto judicial, que pretendía introducir 69 nuevos tipos penales, entre ellos el femicidio, la discriminación sexual y el aborto. El texto pretendía sustituir al actual Código Penal que data de 1884.

Los intentos de renovación del Código Penal se arrastran desde hace dos décadas; los dos últimos, en 2014 y en 2016, fracasaron precisamente también por el tema del aborto.

“Yo no brego más con Código Penal en República Dominicana. Nos quedamos con el viejo“, dijo Pacheco derrotado al final de la sesión.

Fuente: Derecha Diario.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.