Breaking News

El Tribunal Supremo permite la entrada en vigor de la “ley latidos del corazón” que prohíbe el aborto en Texas

El Tribunal Supremo dictó a última hora del martes 31 de agosto su decisión de que Texas adopte su prohibición del aborto tan pronto como el 1 de septiembre, a pesar de los llamamientos de algunos proveedores de abortos para que la bloqueen.

La ley, el proyecto de ley 8 del Senado, se centra en los abortos cuando el embrión ha mostrado un latido, o normalmente a las seis semanas de embarazo, siendo la única excepción una emergencia médica, según ABC News.

La legislación, promulgada en mayo por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, permite a los particulares impugnar legalmente a cualquier persona que ayude a una mujer a abortar y les hará ganar al menos 10.000 dólares en concepto de daños y perjuicios por caso.

Esto significa que se concede a los ciudadanos el poder de hacer cumplir la prohibición en lugar de que lo haga el gobierno local.

Un grupo de proveedores de abortos había presentado una demanda contra la prohibición en julio, señaló el medio, lo que llevó a su solicitud de emergencia al Tribunal Supremo para que la bloqueara antes de su fecha de entrada en vigor.

Argumentaron que la normativa de Texas restringirá “inmediata y catastróficamente” el acceso al aborto para el 85% de las pacientes y provocará el cierre de numerosas clínicas en todo el estado.

Se dice que la SB8 es una de las leyes provida más restrictivas que van a entrar en vigor en EE.UU. Antes de Texas, otros 12 estados habían aprobado leyes que prohibían el aborto en el primer trimestre del embarazo, pero ninguna de ellas ha entrado en vigor debido a los desafíos judiciales.

Algunos críticos afirmaron que, a pesar de la voluntad de Texas de proteger vidas inocentes, la restrictiva ley sólo podría frenar los abortos seguros, ya que la gente seguiría intentando encontrar una forma de sortearla.

“Los pacientes tendrán que viajar fuera del estado -en medio de una pandemia- para recibir una atención sanitaria constitucionalmente garantizada. Y muchas no tendrán los medios para hacerlo”, dijo Nancy Northup, presidenta y directora general del Centro de Derechos Reproductivos.

Cuando Abbott firmó la ley, dijo que “nuestro creador nos dotó del derecho a la vida y, sin embargo, millones de niños pierden su derecho a la vida cada año a causa del aborto”, y señaló que “garantiza que la vida de cada niño no nacido que tenga un latido se salvará de los estragos del aborto”.

Según el Texas Tribune, antes de la SB8, la mayoría de los abortos después de las 20 semanas están prohibidos, así como el aborto a las 10 semanas de embarazo.

La paciente debe someterse a una ecografía 24 horas antes del aborto, y debe ser informada de los riesgos médicos, de las alternativas al aborto y de la ayuda a la que pueden acceder las personas que quieran mantener su embarazo.

Según los registros estatales, en 2019 se realizaron más de 56.600 abortos a residentes de Texas, la mayoría de ellos en el primer trimestre.

En mayo, cuando el proyecto de ley llegó con éxito al escritorio de Abbott, los defensores de la SB8 tenían muchas esperanzas de que se pudieran salvar más vidas de bebés.

“La Legislatura y el Gobernador dieron prioridad a esta legislación histórica, y con su firma, ¡se salvarán aproximadamente 50.000 preciosas vidas humanas en Texas solo el próximo año!”, dijo Chelsey Youman, con Human Coalition Action, una organización antiaborto.

Fuente Laura Enrione – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *