Breaking News

En una jornada histórica, el Congreso de Perú inhabilitó políticamente al ex presidente Martín Vizcarra y no podrá asumir como diputado

El Congreso peruano aprobó por unanimidad la inhabilitación al ex presidente de centro-izquierda Martín Vizcarra, quien ya había sido removido del gobierno en noviembre del año pasado pero ahora iba a asumir como diputado.

El pasado 16 de abril el Congreso peruano logró una hazaña histórica en pos de la transparencia y la rendición de cuenta de los delitos políticos. Casi 6 meses después de haber removido al entonces presidente Martín Vizcarra por su corrupciónel órgano legislativo votó por la inhabilitación del ex mandatario, para que no pueda volver a ocupar un cargo público.

Vizcarra fue elegido en las recientes elecciones legislativas como diputado por el partido centroizquierdista Somos Perú, y debiera asumir como legislador el 26 de julio. Sin embargo, ante esta decisión, un congresista accesitario de su partido tendrá que reemplazarlo.

Todo comenzó el 8 de abril, cuando la Comisión Permanente del Congreso de la República aprobó por 25 votos a favor el informe que recomendaba la inhabilitación de Vizcarra por 10 años debido al caso de vacunación ilegal de la que también se beneficiaron su esposa y su hermano. 

El informe final fue sustentado por el congresista Jim Ali Mamani y consta de 106 páginas donde se acusa también a la ex Ministra de Salud, Pila Mazetti, y a la ex Ministra de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, solicitando contra ambas una inhabilitación de 8 y 1 año, respectivamente

El informe explica que el encargado del estudio experimental de la vacuna Sinopharm china recibía las órdenes directas de Martín Vizcarra para que vacune en el mes de octubre del 2020 a quién él le ordenara

En esa época la vacuna era experimental en Fase 3; sin embargo, se vacunó a una gran cantidad de funcionarios y personajes influyentes por órdenes del Ejecutivo en un esquema de Vacunación VIP muy parecido al que se dio en Argentina

La defensa de Martín Vizcarra fue argumentar que había sido engañado porque él consideraba que estaba exponiendo la vida como un voluntario experimental más, es decir, que desconocía de la existencia de vacunas especiales enviadas de China a cambio de la aprobación de la compra de las mismas. 

Se dio un plazo razonable luego de las elecciones generales del 11 de abril para que los ex funcionarios realicen su derecho de defensa esta vez ante el Pleno del Congreso

Vizcarra, quien ya había ejercido su derecho de defensa en la Comisión Permanente, comunicó que esta vez no podría acudir al Congreso. Ante esto, el pleno aprobó un Acuerdo de la Mesa Directiva del Congreso que declaraba injustificada la inasistencia de Vizcarra y procedería con la votación. 

Vizcarra intentaba que se retrase el proceso para ganar tiempo y mejorar su imagen en el público, algo que estaba logrando ya que fue el candidato a diputado más votado en estas elecciones. Su defensa solicitó una reprogramación de la fecha para efectuar sus descargos, pero esta fue denegada. 

El 16 de abril, en el Pleno del Congreso, luego de debatir extensamente, se aprobó primero la inhabilitación por un año de la ex canciller Elizabeth Astete, y por 8 la de la ex ministra de Salud Pila Mazzeti, recordada por decir que iba a ser la última en vacunarse cuando en secreto ya se había vacunado, por 83 votos a favor

Finalmente, en la noche se aprobó, con 88 votos a favor (0 abstenciones y 0 votos en contra) la inhabilitación por 10 años a Martín Vizcarra.

Vizcarra, luego de haber sido inhabilitado, aseguró que ya está presentando una acción de amparo y un recurso ante la Corte Interamericana porque cree que se ha violado su derecho al debido proceso. 

Vizcarra refirió que el Congreso está deslegitimado y que “no puede ser que 80 personas quieran desconocer la decisión de miles de peruanos”. 

El expresidente se vanaglorió con que fue el congresista más votado en estas últimas elecciones con poco más de 150 mil votos

Pero esta argumentación no le sirve: los hermanos Keiko y Kenji Fujimori fueron electos al Congreso por Lima con más de 500 mil y 300 mil votos respectivamente, y de igual manera fueron extensamente investigados por la justicia e incluso fueron presos.

El ex presidente deberá aceptar el hecho que sus casos de corrupción no van a ser más aceptados en el Perú, y al menos que los tribunales internacionales acudan en su ayuda, el diputado-electo deberá permanecer alejado de la vida política por los próximos 10 años, con el objetivo de cuidar la billetera de todos los peruanos.

Fuente: Bles

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *