PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Engañando a las masas: Facebook y Twitter permitieron al PCCh ‘desmentir’ el genocidio uigur

El Instituto Australiano de Estrategia Política (ASPI por sus siglas en inglés) publicó un informe de un análisis realizado sobre cómo funcionarios del PCCh y su ejército de policías de Internet utilizaron las redes sociales para propagar desinformación sobre la verdadera situación de los uigures en Xinjiang en un intento de desmentir la limpieza étnica que lleva a cabo el régimen chino en la región.

El reporte analiza en detalle la creciente actividad de funcionarios del régimen comunista chino usando las plataformas de Facebook, Twitter y Tik Tok para difundir noticias y videos falsos que describen la ‘vida feliz’ de los uigures en Xinjiang, y también para atacar a los periodistas, investigadores y políticos que han presionado al PCCh por los abusos cometidos contra los uigures.

“El gobierno chino usa una serie de actores encubiertos y manifiestos para dar forma a las narrativas en las plataformas de redes sociales de Estados Unidos, incluyendo sus diplomáticos en Twitter, cuentas de medios de comunicación de propiedad estatal, personas influyentes a favor del PCCh y redes no auténticas coordinadas en conjunto. Estas entidades amplifican las narrativas engañosas y difunden desinformación”, asegura el reporte de ASPI.

Las tácticas utilizadas en Facebook y Twitter por ejemplo incluyen la creación de cuentas falsas ya sea de personas o medios que crean contenido de videos o frases para desmentir los reportes de las violaciones a los derechos humanos en Xinjiang y luego los funcionarios chinos utilizan sus cuentas oficiales para promover esa desinformación a mayor escala.

Según ASPI el PCCh fue adaptando sus tácticas y dejó de usar los medios estatales, como Xinhua.net, China Global Television Network (CGTN) y Global Times pues el público en general los reconoce como voceros de su propaganda, y en vez se enfoca ahora en utilizar medios desconocidos, directamente financiados por el régimen, para que produzcan contenido que replique su narrativa oficial, intentando así darle más credibilidad que una publicación de un medio estatal chino.

El factor Trump

ASPI notó la importante diferencia de la presión que recibió el régimen comunista chino por el genocidio en Xinjiang durante la gestión de Donald Trump debido a que el foco de la política exterior de Trump estuvo en la libertad de religión más allá de la relación comercial.

En su último año en la Casa Blanca, la administración Trump calificó de genocidio la represión a los uigures, prohibió todos los productos provenientes de la provincia de Xinjiang e impuso varias sanciones a funcionarios y empresas vinculadas a los abusos de derechos humanos, en lo que fueron las medidas más agresivas adoptadas por un gobierno contra el PCCh.

Como resultado, el Parlamento Europeo y el canadiense también emitieron resoluciones condenando al régimen chino por su trato a los uigures.

“En 2018, las cuentas de Twitter de Xinhua News, el China Daily, la Red de Televisión Global de China (CGTN) y el Global Times fueron las cuatro primeras cuentas que acumularon el mayor número de “likes” para los tuits que mencionaban a Xinjiang. Pero, en 2020, la cuenta oficial de Twitter del entonces Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, fue la que recibió más “likes” por los tuits que mencionaban a Xinjiang”, explica el reporte.

Sin embargo, en Facebook las cuentas oficiales de los funcionarios del PCCh fueron las que mayor interacción tuvieron cuando se analizó el hashtag “Xinjiang”.

Un caso similar ocurrió con una alta funcionaria de la OMS que utilizó un informe de un medio completamente desconocido que desmentía un hecho muy importante al inicio de la pandemia.

Gabby Stern, directora de comunicación de la OMS, retuiteó un reporte de GrayZone el 20 de julio que negaba que Taiwán haya advertido a la OMS sobre la transmisión del virus chino entre personas, afirmando la postura del PCCh.

No obstante, Taiwán cerró sus fronteras en diciembre al mismo tiempo que advirtió a la OMS sobre el contagio del virus entre personas.

El 14 de enero la OMS emitió un comunicado informando que no existía transmisión del virus entre personas, generando posteriormente una pandemia que se esparció por todo el mundo.

De haber sido transparente, China y la OMS podrían haber evitado esta tragedia hasta cierto punto.

Si bien el reporte nota que muchas de estas cuentas falsas han sido cerradas en Twitter y Facebook, el efecto de engañar al público mediante el uso de estas tácticas maliciosas cumplió su objetivo hasta cierto alcance.

Una vez más ‘a plena luz del día’ el informe del ASPI deja en evidencia que la censura de los grandes de Silicon Valley es selectiva, en este caso perversa porque asistió al PCCh a encubrir un genocidio de millones de personas, y su objetivo final, al igual que los medios principales, es esconder la verdad y adormecer a la gente.

Fuente: Bles

Compartir