Breaking News

Entregar refinerías para pagar deudas es la solución final de Nicolás Maduro

De manera furtiva, como hacen muchas cosas en Caracas, el régimen de Nicolás Maduro, mantiene reuniones con tenedores de la deuda venezolana. En los encuentros sostenidos de forma privada, representantes del chavismo han planteado alternativas para honrar sus compromisos con los acreedores.

Al mismo tiempo, han recibido propuestas por parte de los tenedores de los bonos, quienes desean recuperar su inversión. De acuerdo con un informe del portal Hispano Post, los activos de PDVSA fueron planteados como una forma de saldar las deudas.

El sitio web cita al semanario Exclusivas Económicas y asegura que hace dos semanas se asomó la posibilidad de adelantar un swap con un fondo específico que posee bonos de PDVSA. La propuesta contemplaba pagarles con un activo de la estatal petrolera venezolana.

Concretamente, ofrecieron la participación accionaria de Venezuela en la la refinería Refidomsa PDV, en República Dominicana. La información provenía, según reseñó Hispano Post, de una fuente cercana al despacho de la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez.

En la refinería de Refidomsa PDV se construye un proyecto que potenciará la importancia estratégica de ese activo. En las instalaciones avanza en la construcción de un nuevo oleoducto que conectará a la refinería con el muelle de Haina. Eso facilitará el suministro confiable de combustibles en República Dominicana.

Si se logra la transacción, con PDVSA fuera de la ecuación y esas acciones pasan a otras manos, la refinería se beneficiaría y su valor se apreciaría en el tiempo. Es probable que los nuevos accionistas emprendan nuevas inversiones en las instalaciones y mejoren sus capacidades.   

“En el caso de la administración de Maduro, saldría de una acreencia que mantiene con tenedores de bonos demostrando, además, que siempre ha estado abierto a negociar fórmulas para pagar a los tenedores”, puntualiza la publicación.

Una ficha para negociar

Maduro defendió el año pasado su control sobre la refinería de Refidomsa. Mientras República Dominicana intentaba tomar control de su industria petrolera, Maduro obstaculizaba las acciones las autoridades dominicanas.

Planeaban adquirir el 49% de las acciones de Refidomsa. La participación que ahora el régimen quiere entregar como pago de sus bono.

En marzo de 2019 se había iniciado el proceso de compra e incluso se había acordado un precio de 200 millones de dólares para la transacción. Maduro, que todavía controlaba PDV Caribe S.A, (la filial de PDVSA parcialmente dueña de Refidomsa) bloqueó la operación.

La razón del bloqueo a las negociaciones por parte del régimen chavista, era impedir que el dinero de la compra terminara siendo controlado por la administración de Juan Guaidó.

El presidente interino venezolano es reconocido por República Dominicana como el mandatario legítimo de Venezuela.

Fuente: Tierra Pura

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *