Breaking News

Estas son las mascarillas con grafeno que Sanidad pide no utilizar ni comercializar

La AEMPS ha pedido paralizar la venta de las mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno fabricadas por la empresa china Shandong Shenquan New Materials, que comercializa, además, un modelo FFP2 en España

a Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha pedido el cese voluntario de la comercialización de lasmascarillas con grafeno después de que las autoridades sanitarias de Canadá advirtieran sobre posibles peligros para la salud. El organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, ha abierto una investigación para determinar el riesgo potencial de inhalación de partículas y, como medida de precaución, recomienda no utilizar este tipo de protección. En concreto, ha identificado la comercialización en España de mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno de biomasa del fabricante chino Shandong Shenquan New Materials.

La empresa china, que tiene la patente de la utilización de grafeno en las mascarillas, ofrece, además, un modelo FFP2 (FFP2 Healfiber), de cuyo uso entre funcionarios públicos alertó este miércoles la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) Según el sindicato, el pasado lunes estas mascarillas se estaban usando todavía en numerosos servicios hospitalarios y de Atención Primaria de Ávila, León, Palencia, Segovia o Valladolid. Esta decisión motivó que la Junta de Castilla y León paralizara su distribución hasta que se analicen los riesgos.

Por su parte, País Vasco retiró por precaución todos los lotes de estas mascarillas FFP2 con grafeno que habían sido distribuidas entre el personal de diferentes organismos públicos, entre ellos docentes, ertzainas y sanitarios, después de que el Sindicato Profesional de la Ertzaintza (SiPE) advirtiera de que se habían suministrado en los centros policiales. El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra hizo lo propio conun lote reducido de mascarillas. La Comunidad Foral contaba con un ‘stock’ de 9.000 mascarillas de este tipo desde septiembre, del que se había distribuido una parte menor y que solo se han empleado en dos centros sanitarios.

placeholder
Mascarillas FFP2 Healfiber de Shengquan.

El Ayuntamiento de Madrid se sumó ayer a la retirada preventiva de mascarillas. Las autoridades madrileñas tomaron la decisión de retirar aproximadamente 500.000 mascarillas que se estaban distribuyendo y utilizando por los servicios municipales, a la espera de que concluyan las investigaciones sobre los potenciales riesgos de este componente. Según explicó en rueda de prensa la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, el Consistorio de la capital ha tomado esta decisión «por un principio de prudencia» a raíz de la alerta dada por las autoridades sanitarias de Canadá relativa a las mascarillas que contienen grafeno. Además, esta instrucción ya se ha hecho llegar a todas las áreas del gobierno municipal y a las 21 juntas municipales de distrito, ha explicado Sanz.

En este vídeo pueden verse algunas de las mascarillas comercializadas por Shenquan

Además, CSIF ha detectado el uso de las FFP2 con grafeno en centros de Salud de Sevilla y en servicios públicos de la Comunidad Valenciana como el departamento de Sanidad Exterior. Aunque por el momento «no se ha detectado ningún efecto adverso por la utilización de estas mascarillas», la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) está evaluando sus riesgos y aconseja notificar cualquier incidente a través del portal del sistema español de vigilancia de productos sanitarios. «En el caso de disponer de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno de un fabricante distinto de Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China, informe a la AEMPS por correo electrónico en la dirección pscontrol@aemps.es incluyendo la información del fabricante y de la empresa que les ha suministrado el producto», añade el organismo.

CSiF reclama transparencia

Ante la posibilidad de que esta sustancia puedapropiciar daños en los pulmones de respirarse a diario, CSIF insta al Ministerio de Sanidad a que compruebe el uso de mascarillas con grafeno en centros sanitarios de toda España y que proceda, en su caso, «a su retirada inmediata». Asimismo, reclaman que se proceda a realizar «vigilancia de la salud de todas las personas trabajadoras que hayan hecho uso de estas mascarillas, con una escrupulosa valoración del aparato respiratorio» y publicaron en su cuenta de twitter un vídeo mostrando las mascarillas en cuestión. En esta coyuntura, el SiPE también ha reclamado que se solicite al departamento de Salud del Gobierno Vasco un estudio sobre su uso en las mascarillas FFP2 y FFP3 y sus consecuencias para la salud. No obstante, otras fuentes del Servicio Vasco de Salud consultadas por EFE aseguraron que, a pesar de la alerta de Canadá, sobre el grafeno «no hay evidencias ni estudios científicos claros que demuestren su peligrosidad ni tampoco si existe riesgo para la salud», por lo que habrá que esperar hasta que se complete una evaluación científica exhaustiva sobre dicho componente.

El CSIF recalcó que lo mínimo que esperan tanto los profesionales de Sanidad como los propios ciudadanos “es que el material de protección que usan contra el covid-19 reúna los requisitos y la seguridad suficiente”. Además, según el sindicato, estas mascarillas se estaban usando en numerosos servicios hospitalarios y de Atención Primaria de Ávila, León, Palencia, Segovia o Valladolid. Incluso, «en la tarde martes 13 de abril se utilizaban en el hospital Río Hortega de Valladolid en los servicios de urgencias, pediatría y trasplante hepático, así como por la mañana se usaron en neumología o digestivo».

Inhalar partículas de grafeno puede suponer un riesgo de toxicidad pulmonar, aunque aún se está a la espera de una evaluación científica completa

El sindicato reclama a Sanidad que informe «adecuadamente y con transparencia» de los riesgos reales demostrados, los centros donde se ha distribuido y la marca y tipo de mascarilla por la que se ha sustituido. También urge que se proceda a vigilar la salud a todas las personas trabajadoras que hayan usado estas mascarillas «con una escrupulosa valoración del aparato respiratorio». Además, publicó un tweet mostrando las mascarillas en cuestión, en e

Estas peticiones de la retirada de mascarillas derivan de las últimas investigaciones médicas llevadas a cabo en países como Canadá que indican la presencia de grafeno en este tipo de mascarillas y los posibles daños pulmonares que pueden generar. El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), dependeiento del Ministerio de Salud español, informó de la alerta lanzada por el Ministerio de Salud de Canadá, que ha comprobado que el grafeno se ha usado en la composición de la fabricación de algunas mascarillas. Por ello, se considera que existe la posibilidad de que los usuarios inhalen partículas de ese producto, algo que puede suponer un riesgo de toxicidad pulmonar, aunque aún se está a la espera de una evaluación científica completa y detallada.

Fuente El Confidencial

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *