16 de mayo de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Esterilización forzada en Xinjiang: ¿Por qué EE. UU. debe cancelar sus aportes al Fondo de Población de Naciones Unidas?

En los últimos años surgieron numerosas denuncias con pruebas concretas sobre esterilizaciones forzadas de millones de mujeres uigures en Xinjiang bajo el régimen comunista chino. Paralelamente el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), lejos de hacer algo al respecto para intentar detener estas atrocidades, está asociado con el régimen comunista en sus esfuerzos de “planificación familiar” realizando grandes aportes de dinero.

Un revelador informe de la Fundación Jamestown determinó que el régimen totalitario chino destinó millones de dólares a financiar esterilizaciones en Xinjiang. Siguiendo este criterio, se supone que el UNFPA no debería asociarse en los esfuerzos de “planificación familiar” con un gobierno que emplea brutalmente la esterilización y el aborto para cometer genocidio contra un grupo minoritario. 

Si bien el UNFPA no declara financiar directamente esterilizaciones y abortos en Xinjiang, si realiza aportes a la Comisión Nacional de Salud de China en conceptos generales de “servicios integrados de salud sexual y reproductiva”. Al asociarse con la Comisión, el UNFPA también respalda eficazmente el trabajo de una organización vinculada a las atrocidades en curso.

El régimen chino es el principal perpetrador mundial de abortos y esterilizaciones forzados. Su polémica “Política de un solo hijo”, que duró de 1979 a 2015, fue responsable de impedir el nacimiento de más de 400 millones de niños, según informaron los propios medios estatales chinos. 

Los críticos denuncian que el hecho de que el UNFPA continúe siendo cómplice del “control familiar” en la zona de Xinjiang, es razón más que suficiente para que Estados Unidos detenga todas las contribuciones al Fondo.

Ante esta situación, el representante Chip Roy, republicano por Texas, presentó recientemente un proyecto de ley para prohibir la financiación del Fondo de Población de las Naciones Unidas por parte de los Estados Unidos. 

“La Ley del Fondo de Población de las Naciones Unidas sin Financiamiento por Contribuyentes crea una prohibición permanente del financiamiento federal del UNFPA. Esta legislación evitaría que los dólares de los impuestos estadounidenses respalden un programa internacional que es abiertamente cómplice de la política inhumana de dos hijos de China y elogia públicamente los programas de control de población abusivos de China que incluyeron abortos forzados y la esterilización forzada de mujeres”, se puede leer en el comunicado publicado por el representante Roy.

La financiación estadounidense para el UNFPA ha sido muy criticada históricamente debido al vínculo de la organización con el aborto coercitivo y la esterilización en todo el mundo. La reciente categorización de genocidio realizada por Estados Unidos sobre las acciones del régimen chino por sus esterilizaciones forzadas de musulmanes uigures en Xinjiang, hace que el esfuerzo por recortar los fondos estadounidenses con el UNFPA sea aún más urgente.

Siguiendo esta línea de pensamiento, el año pasado, la administración Trump retuvo la financiación del UNFPA debido a su asociación con el gobierno chino, incluidas las prácticas coercitivas que luego se declararon como genocidio. 

Desafortunadamente, el presidente demócrata Joe Biden en sus primeros días de gobierno, ya ha tomado medidas para restaurar la financiación federal del UNFPA. 

Fuente: Bles

Compartir