8 mins 3 meses
Estamos siendo CENSURADOS, por Favor Comparta ESTE ARTÍCULO:
Read Time:5 Minute

El embajador de Filipinas en EEUU, José Manuel Romualdez anunció que Filipinas permitirá el uso de las bases americanas en su territorio en caso de un conflicto con Taiwán.

“Si es importante para nosotros, para nuestra propia seguridad”, agregó el embajador.

Romualdez, quien tiene lazos familiares con el actual presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr. dijo que su país está en conversaciones con Washington para aumentar la cantidad de bases militares filipinas que pueden ser utilizadas por las fuerzas estadounidenses.

El Acuerdo de Cooperación de Defensa Mejorada bilateral (EDCA) firmado en abril del 2014 y válido por 10 años, permite a los EEUU mantener una presencia militar rotativa en cinco bases filipinas.

“Nuestras fuerzas armadas y las fuerzas armadas de los Estados Unidos están investigando cuáles son las áreas posibles.Las bases adicionales pueden incluir una base naval”, dijo Romualdez.

El acuerdo planeaba la construcción y mejoramiento de las instalaciones militares, pero bajo el gobierno del anterior presidente Rodrigo Duterte las operaciones se ralentizaron.

El presidente Marcos muestra una posición más firme con respecto a la defensa de los intereses de su país, en oposición a la política de acercamiento al régimen chino de Dute

Así lo anunció en su primer discurso en julio: “No presidiré ningún proceso que abandone ni una pulgada cuadrada del territorio de la República de Filipinas a ninguna potencia extranjera”

Dicha alusión podría referirse a la toma por parte de China de las islas ubicadas en el sur del Mar de China, las que según el dictamen en 2016 de La Corte de la Haya pertenecen al espacio marítimo filipino.

El 6 de agosto, en una reunión entre Marcos y el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, se reafirmó el compromiso de Washington de defender a Filipinas ante cualquier ataque en el Mar de China Meridional. Blinken dijo:

“Estamos comprometidos con el Tratado de Defensa Mutua. Estamos comprometidos a trabajar con ustedes en los desafíos compartidos”

Esto sucede en el marco de las operaciones disuasorias cada vez más agresivas de Beijing contra Taiwán, que incluyen maniobras navales y militares con fuego real y que se extendían hasta dentro de la zona económica exclusiva de Filipinas.

Las maniobras se intensificaron con la visita a Taiwán de la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en una muestra de apoyo a la democracia del país

El PCCH reclama la soberanía de Taiwán y afirma su derecho a gobernarla, aún por la fuerza.

Un conflicto abierto entre China y Taiwán afectaría directamente a Filipinas dado a su proximidad. Ambos países comparten frontera marítima frente al estrecho de Luzón.

Historias en común.

Los lazos entre Filipinas y EEUU comienzan con la guerra Hispanoamericana en 1898, en la que Estados Unidos toma posesión de los dominios españoles en el pacífico, que incluyen las islas filipinas.

Tras luchar juntos contra la ocupación japonesa de las islas en la Segunda Guerra Mundial. Filipinas ganó su independencia en 1946, pero manteniendo una fuerte presencia militar americana en sus tierras.

En 1951 se firmó el primer tratado de Defensa Mutua (MDT) en el que se comprometen ambos países a apoyarse mutuamente en caso de una agresión externa.

Con Rodrigo Duterte al mando de Filipinas entre 2016 y 2022 las relaciones se tensaron tras las declaraciones de Duterte en el que anunciaba su separación de EEUU, mientras afianzaba los lazos con el régimen chino.

“En este lugar, sus señorías, en este lugar, anuncio mi separación de los Estados Unidos”, declaró Duterte ante un grupo de empresarios chinos y filipinos en un foro en el Gran Salón del Pueblo en la ciudad de Beijing, al que asistió el viceprimer ministro chino Zhang Gaoli.

Luego agregó: “Ambos en lo militar, no tal vez en lo social, pero también en lo económico. Estados Unidos ha perdido”.

Con la llegada de Marcos a la presidencia y tras la reunión con Blinken los lazos vuelven a fortalecerse.

Los vínculos económicos y culturales son también muy fuertes. El idioma inglés es la segunda lengua oficial en Filipinas y tanto la administración del Estado como la educación son parte del legado americano. Empresas americanas han invertido más de 4,7 billones de dólares en el país.

La marea roja se expande

La Corte de la Haya en 2016 falló a favor de Filipinas en la causa por la disputa en el control de los islotes del archipiélago Spratly, que cubre un área de más de 420.000 kilómetros cuadrados en el sur del Mar de China.

Las islas están controladas por varios países vecinos, junto con algunos otros arrecifes y rocas. “Scarborough Shoal”, “Second Thomas Shoal”, “Gaven Riff” y “Reed Bank” se encuentran entre ellos.

En una de las islas del archipiélago, PCCH construyó un a base militar y naval a escasos 163 millas de Filipinas, o sea dentro de las 200 millas marinas de su Zona Económica Exclusiva, según la United Nations Convention on the Law of the Sea (UNCLOS).

El régimen chino se niega a ratificar el fallo y reclama la totalidad de la zona, continuando con las maniobras de hostigamiento.

En 2021 más de 200 barcos pesqueros chinos se agruparon dentro de la zona en disputa lo que fue tomado por las autoridades filipinas como una clara provocación.

El Ministro de Defensa acusó a Beijing de querer ocupar más áreas y exigió retirar a la “milicia marítima” de las aguas filipinas.

No son pocos los casos de intimidación por parte del régimen. En  2019, un barco de pesca filipino con 22 marineros a bordo se hundió en la zona de litigio después de ser golpeado por un barco chino. Los marineros fueron rescatados por un barco vietnamita. Fox News reportó:

“Los barcos chinos han bloqueado o intimidado previamente a los buques militares y civiles filipinos en Reed Bank y Second Thomas Shoal, donde los marines filipinos vigilan a bordo de un barco de la armada filipina abandonado durante mucho tiempo mientras son monitoreados constantemente por barcos de la guardia costera china en un enfrentamiento de años”.

Fuente: Por Michael Mustapich – BLes.com

Deja un comentario