Breaking News

Francia alertó a Estados Unidos de que recortara la financiación del laboratorio de Wuhan en 2015, según informe

🔴 Evada la censura síganos en Telegram.

Un antiguo miembro del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que Francia alertó a EE.UU. de las acciones secretas del régimen chino con el Instituto de Virología de Wuhan (WIV) en 2015.

Francia, que ayudó a construir el laboratorio de Wuhan como parte de una asociación con China que se remonta a 2004, fue expulsada de la participación en el WIV en 2017 por el régimen chino.

Según un comunicado del Departamento de Estado de 2018, Francia donó el diseño del laboratorio, gran parte de su tecnología y la formación en bioseguridad.

En el WIV, Francia enviaría a sus investigadores allí para supervisar el trabajo de los investigadores chinos en Wuhan.

Sin embargo, dos años antes de que se pusiera fin a su colaboración, la inteligencia francesa ya advirtió a su propio Ministerio de Asuntos Exteriores y al Departamento de Estado de EE.UU. que China estaba cortando su participación acordada en las instalaciones de Wuhan, dijo el antiguo Departamento de Estado de EE.UU. según informó el Daily Caller.

Fox News dijo que Francia estaba a cargo de la gestión de los protocolos de seguridad de la instalación antes de que se le retirara la colaboración.

El funcionario, David Asher, dirigió la investigación sobre el origen del coronavirus que causó la pandemia COVID-19 bajo la administración Trump.

“Los chinos básicamente absorbieron a State en su operación de tarro de miel para acceder a la tecnología, el conocimiento y el apoyo material de Estados Unidos”. Clásico. Igual que han hecho en todos los sectores”, dijo Asher.

Los Estados Unidos concedían financiación al WIV durante ese tiempo.

Según el Daily Caller, la financiación vertida en el WIV desde EE.UU. procedía no solo de los Institutos Nacionales de Salud dirigidos por el actual asesor médico jefe de la Casa Blanca, Anthony Fauci, sino también de la Agencia de Desarrollo Internacional de EE.UU. y de la Agencia de Reducción de Amenazas a la Defensa del Departamento de Defensa a través de un subacuerdo con el laboratorio de Wuhan.

Asher dijo que Estados Unidos debería haberse retirado de la financiación de la instalación china con fondos federales cuando Francia se puso en contacto con ellos por su preocupación por el comportamiento del gobierno chino en 2015.

Señaló que los funcionarios del Departamento de Estado a cargo de la no proliferación deberían haber puesto fin a toda la cooperación.

Cuando Francia aceptó el acuerdo con el gobierno chino para construir el WIV, a diferencia de destacados políticos franceses que apoyaron la colaboración, los profesionales de la seguridad y la defensa en Francia compartieron puntos de vista diferentes.

Según Le Figaro, los funcionarios de seguridad nacional no querían compartir tecnología vital con un gobierno autoritario que no era un aliado. Les preocupaba que la instalación pudiera transformarse algún día en un “arsenal biológico”.

Los cincuenta científicos franceses que debían permanecer en el laboratorio durante cinco años nunca salieron de su país. Los funcionarios estadounidenses que habían visitado el laboratorio y habían hecho advertencias en 2018 sobre los técnicos mal formados del WIV no fueron autorizados a volver al laboratorio, según el Daily Caller.

Ya en 2009, el Departamento de Estado de EE.UU., dirigido entonces por la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, solicitó a Francia detalles sobre cómo China “investigaría a los científicos internacionales entrantes” y contrarrestaría la transferencia de tecnología a los países relacionados con el avance de las armas biológicas.

Fuente: Laura Enrione – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *