Breaking News

Hallan los restos de 215 niños en un antiguo internado de Canadá

Se trata de menores indígenas que era sacados de sus casas para llevarlos a estas escuelas donde no se les permitía hablar y eran maltratados.

Asombro en Canadá tras una investigación que ha revelado los restos mortales de 215 menores de edad en una fosa común. Se encontraban dentro de un colegio canadiense cerrado en 1978 y que se había levantado con el objetivo de facilitar la integración de la población indígena. Se trata de la Escuela Residencial India Kamloops, en la Columbia Británica, en la que se encuentran ya los forenses con la intención de conocer más detalles sobre este nuevo hallazgo.

El objetivo, según indica la televisión pública de Canadá, la CBCes determinar la causa de la muerte y la fecha exacta en la que tuvieron lugar. «Hasta donde sabemos, las de estos niños perdidos son muertes indocumentadas. Algunos tenían solo tres años», ha relatado la jefa de la comunidad de Kamloops, Rosanne Casimir, en declaraciones a la misma cadena y tras el anuncio oficial del jefe de la tribu india Tk’emlups te Secwepemc.

El origen de estas escuelas: un capítulo “vergonzoso”

Ante la confirmación de este hallazgo, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha calificado estas más de 200 muertes de menores de edad como un “doloroso recordatorio de un capítulo vergonzoso de la historia de nuestro país”. Y es que, este tipo de escuelas o internados se crearon en los siglos XIX y XX. Su objetivo no era otro que asimilar de forma forzosa a los jóvenes indios, con una financiación que recibían del Estado y gestionadas por organizaciones religiosas.

La de Kamloops, donde se hallaron estos restos, es considerada una de las más grandes del país. Abrió sus puertas en 1890 bajo una administración católica. En su mejor momento, la década de 1950, llegó a coger a 500 estudiantes. Unos años más tarde, en 1969, el gobierno federal asumió su gestión, convirtiéndola en una residencia estudiantil hasta su cierre en 1978.

Siguiendo las palabras del primer ministro de Canadá, su ministra de Relaciones Indígenas, Carolyn Bennett, también ha criticado la existencia de estos internados en su momento. Los ha calificado de como una manifestación de una «vergonzosa» política colonial. Además, se ha comprometido a «rendir homenaje a estas almas inocentes perdidas”.

Miles de menores no volvieron a sus casas

Según indica Europa Press, los datos hablan de que más de 150.000 menores de edad indígenas habrían sido sacados de sus hogares y llevados a internados entre 1863 y 1998. En estas escuelas no se les permitía hablar su idioma nativo, ni siquiera manifestar su cultura y además, sufrían constantes maltratos y abusos.

Una comisión de investigación determinó el pasado 2015 que muchos de estos menores no volverían nunca más a sus casas ni a sus comunidades, en lo que reconocieron se trataba de un «genocidio cultural». Además, el Proyecto Niños Perdidos ha identificado a 4.100 menores fallecidos hasta el momento. Muchos de ellos incluso se encuentran sepultados en los propios internados, como el último caso hallado.

Fuente As.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *