Breaking News

Informe expone el engaño del régimen chino: los investigadores del laboratorio de Wuhan con síntomas de COVID-19 fueron hospitalizados antes del brote

Según un informe de inteligencia de los Estados Unidos no publicado anteriormente, tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) de China buscaron tratamiento en un hospital en noviembre de 2019, meses antes de que China anunciara el brote pandémico del virus pcch (COVID-19).

La información, recopilada por “un socio internacional”, amplía un documento del Departamento de Estado de Estados Unidos publicado el 15 de enero, en el que se revela que el personal del WIV enfermó en otoño de 2019 con síntomas “consistentes tanto con el COVID-19 como con la enfermedad estacional común”, informó el Wall Street Journal.

Dado que ofrece nueva información sobre el número de investigadores afectados, el momento de sus infecciones y sus visitas al hospital, el estudio refuerza una hipótesis principal: el virus pcch llegó a la población humana y comenzó a propagarse después de escapar de un laboratorio.

El gobierno comunista chino ha negado continuamente que el virus se haya filtrado del WIV.

Las autoridades de Pekín insistieron en que el primer caso reportado fue el 8 de diciembre de 2019.

Shi Zhengli, la principal especialista en coronavirus de murciélagos del WIV, ha afirmado que el virus pcch no se filtró de sus laboratorios.

Dijo a un equipo dirigido por la OMS que investiga los orígenes del virus en Wuhan que todos los trabajadores habían dado negativo en las pruebas de anticuerpos del Virus pcch, y que no habían tenido ninguna novedad.

En un estudio conjunto con expertos chinos publicado en marzo, el equipo llegó a la conclusión de que lo más probable es que el virus pcch se transmitiera de los murciélagos a los humanos a través de otra especie y que una fuga del laboratorio era “extremadamente improbable”.

Los miembros del equipo, por su parte, dijeron que no habían visto los datos en bruto ni los documentos originales del laboratorio.

El mismo día en que se publicó el informe, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el equipo no había investigado adecuadamente la hipótesis de la fuga de laboratorio y pidió una investigación más exhaustiva.

Los miembros del equipo también mencionaron que solicitaron el acceso a un banco de sangre de Wuhan para analizar las muestras en busca de anticuerpos antes de diciembre de 2019.

Las autoridades chinas se negaron inicialmente, alegando problemas de privacidad, pero luego accedieron, según los miembros del equipo, pero aún no han concedido el acceso.

El hecho de que hubiera investigadores de Wuhan contaminados “antes del primer caso identificado de la epidemia” ha planteado “dudas sobre la credibilidad de la doctora Shi”.

El informe no llegó a una conclusión sobre cómo empezó exactamente la pandemia, pero criticó a Pekín por su “engaño y desinformación”.

El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, declaró al Wall Street Journal que “Estados Unidos sigue exagerando la teoría de la filtración del laboratorio”.

“¿Está realmente preocupado por rastrear la fuente o intenta desviar la atención?”, dijo.

Muchos países quedaron insatisfechos por la falta de transparencia del régimen chino. No sólo Estados Unidos, sino Noruega, Canadá, el Reino Unido y otros países también expresaron su preocupación por el informe sobre los orígenes del virus pcch dirigido por la OMS en marzo.

Piden que se realicen más análisis y que se tenga acceso completo a todos los datos relevantes sobre humanos, animales y otros sobre las primeras etapas del brote.

El artículo del Journal se publicó en vísperas de una reunión del órgano decisorio de la Organización Mundial de la Salud, que se espera que discuta el siguiente paso en la investigación sobre los orígenes del virus pcch.

Mike Pompeo, ex secretario de Estado de EE.UU., ha pedido al Partido Comunista Chino que aporte pruebas para acallar la teoría de que el Virus pcch se originó en un laboratorio de Wuhan.

En su intervención en el programa “America’s Newsroom” el 18 de mayo, Pompeo argumentó que todas las pruebas circunstanciales apuntan al laboratorio de Wuhan como origen de la propagación del COVID-19, y culpó al PCCh de “hacer todo lo posible para encubrir y desviar la atención.”

“Saben que han encubierto esto de la misma manera que se encubrió Chernóbil durante mucho tiempo. Vimos los mismos resultados, millones de personas muertas”, dijo.

Fuente Amelia Jones – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *