10 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Insólito: Censuran libro infantil en Alemania por decir que el virus PCCh proviene de China

de autores alemanes afirmó que el virus PCCh provenía de China, tal como es sabido mundialmente, pero ante las fuertes presiones de diplomáticos del Partido Comunista Chino (PCCh) y chinos locales, el editor decidió eliminarlo por completo y dar por finalizada su comercialización.
Niños leyendo libros infantiles en una librería para niños (Pixabay/Ben Kerckx)

Un libro infantil de autores alemanes afirmó que el virus PCCh provenía de China, tal como es sabido mundialmente, pero ante las fuertes presiones de diplomáticos del Partido Comunista Chino (PCCh) y chinos locales, el editor decidió eliminarlo por completo y dar por finalizada su comercialización.

El libro que se publicó durante el verano del 2020 se titula A Corona Rainbow por Anna y Moritz. El libro intentó ayudar a los niños a comprender el mundo radicalmente diferente al que se encontraron durante la pandemia provocada por el virus PCCh.

El libro principalmente contiene imágenes, dado que está orientado a un público infantil, aunque también tiene un pequeño relato en el que el padre de los niños dice: “El virus proviene de China y se ha extendido desde allí a través de todo el mundo”, de acuerdo a lo reportado por The Times.

A pesar de que existe un abrumador consenso científico de que el virus surgió en Wuhan, en el centro de China, el régimen comunista lo ha negado sistemáticamente, incluso ha promulgado teorías conspirativas infundadas, como que las fuerzas armadas de Estados Unidos llevaron el virus a China con intención de afectar a su población.

La frase “virus Chino” la hizo realmente popular el expresidente de los Estados Unidos, con la expresa intención de lograr responsabilizar y crear conciencia en el mundo sobre los verdaderos responsables del desastre mundial que provocó el virus PCCh.

El PCCh, que es especialista en victimizarse y buscar enemigos, intentó imponer la idea de que decir “virus chino” generaría racismo y discriminación, cuando el propio Trump se encargó en repetidas oportunidades de afirmar que los responsables de la catástrofe no era el pueblo chino, sino el Partido Comunista Chino que oprime a su pueblo desde hace décadas.

El consulado chino en Hamburgo, retomó y ayudó a dar fuerza a una campaña iniciada en las redes sociales entre ciudadanos chinos en Alemania, que apuntaba a motivar a la gente a ingresar a Amazon para puntuar con una sola estrella el libro, alegando que estaba “difundiendo el racismo entre los niños en Alemania”.

Medios estatales de propaganda china también intervinieron en el asunto, el Global Times dijo: “La comunidad china cree que una simple disculpa no es suficiente y pidió que se retirara el libro”.

Haciendo caso a la campaña de presión, la editorial Carlsen se disculpó y decidió destruir las copias del libro remanentes y dar por finalizada su producción.

“No lo volveríamos a decir de la misma manera hoy. Si las frases han herido los sentimientos de alguno de nuestros lectores, lo sentimos mucho. Esto no era lo que pretendíamos y pedimos disculpas a los afectados. Las copias que aún estén disponibles serán destruidas”, anunció la editorial.

La actitud de “destruir las copas disponibles” seguramente fue bien recibida por parte del PCCh, quien tiene un amplio historial en las últimas décadas quemando libros vinculados a su cultura ancestral o sobre religión u otras creencias espirituales.

En el 2019, se conoció el caso de una biblioteca en el condado de Zhenyuan, en el noroeste de China que debió quemar una colección de libros considerados políticamente incorrectos por orden del PCCh.

Fuente Andrés Vacca – BLes.com