Breaking News

La escritora Alice Sebold se disculpa con el afroamericano que pasó «injustamente» 16 años en prisión acusado de haberla violado

La aclamada escritora estadounidense Alice Sebold ofreció este martes disculpas al afroamericano Anthony Broadwater, quien fue absuelto la semana pasada de un caso de violación ocurrido hace cuatro décadas y por el cual pasó 16 años en la cárcel.

«Lamento más que nada que la vida que pudo haber llevado le fuera injustamente arrebatada, y sé que ninguna disculpa puede cambiar lo que le sucedió y nunca lo hará. De las muchas cosas que le deseo, más que nada espero que usted y su familia tengan el tiempo y la privacidad para sanar», escribió Sebold en un blog personal.

Condenado en 1982, Anthony nunca admitió haber cometido el crimen. Durante el tiempo que permaneció preso, solicitó la libertad condicional al menos cinco veces, siendo rechazadas todas sus peticiones. «Mi objetivo en 1982 era la justicia, no perpetuar la injusticia. Y ciertamente no alterar para siempre e irreparablemente la vida de un joven por el mismo crimen que había alterado la mía», reflexionó la escritora al respecto.

En 1981, Sebold cursaba el primer año en la Universidad de Siracusa cuando fue violada y golpeada en un parque. Meses después vio en la calle a un hombre que parecía ser su agresor y lo denunció ante la Policía sin saber quién era. Tras no poder localizar al sospechoso de inmediato, los agentes sugirieron que era Broadwater. Sin embargo, después de la detención, Sebold no logró identificar a su supuesto agresor en el estrado y señaló a otro hombre. Más tarde, en el proceso judicial, la víctima declaró que se había equivocado y que su violador no era la persona que había indicado, sino Broadwater, agregando que los dos le parecían gemelos.

Tras cumplir con la pena completa, en 1999 el convicto fue puesto en libertad y decidió demostrar su inocencia y limpiar su nombre porque se mantenía en el registro de agresores sexuales de Nueva York, lo que le obstaculizó encontrar empleo y llevar una vida social normal. Ese mismo año, Sebold publicó ‘Lucky’ (‘Afortunada’, en español), el libro de memorias sobre el abuso que sufrió, el cual impulsó su carrera literaria.

Finalmente, Anthony fue eximido de los cargos el 22 de noviembre tras determinarse que había sido juzgado y condenado con base en dos pruebas que no podían servir de evidencia: la identificación errónea inicial del sospechoso por parte de Sebold y un defectuoso análisis microscópico de un cabello.

«Otro joven negro maltratado»

Además de expresar su «agradecimiento» por el hecho de que Anthony fuese exonerado, en su reciente declaración Sebold criticó al sistema de justicia estadounidense y reconoció el papel que jugó la raza en la condena injusta del exconvicto. «Estoy agradecida de que el señor Broadwater finalmente haya sido reivindicado, pero el hecho es que hace 40 años, se convirtió en otro joven negro maltratado por nuestro defectuoso sistema legal. Siempre lamentaré lo que le hicieron», puntualizó.

«Seguiré arrepintiéndome por el resto de mi vida de que, mientras buscaba justicia a través del sistema legal, mi propia desgracia resultó en la injusta condena del señor Broadwater por la cual ha cumplido no solo 16 años tras las rejas, sino en formas que además sirven para herir y estigmatizar, casi una cadena perpetua», concluyó Alice Sebold en su comunicado.

Por su parte, la editorial neoyorquina Simon & Schuster ha informado que «dejará de distribuir» en todos sus formatos la obra ‘Lucky’.

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *