4 mins 3 meses
Estamos siendo CENSURADOS, por Favor Comparta ESTE ARTÍCULO:
Read Time:2 Minute

Solo Israel respaldó a Washington para votar en contra de la 30ª votación en 30 años denunciando el bloqueo a Cuba

La Asamblea General de las Naciones Unidas votó abrumadoramente a favor de una resolución que condena el embargo de Estados Unidos a Cuba por 30º año consecutivo. Solo Estados Unidos e Israel votaron en contra de la medida el jueves, mientras que Ucrania y Brasil se abstuvieron.

Desde 2019, Estados Unidos ha «intensificado el asedio alrededor de nuestro país, llevándolo a una dimensión aún más cruel y humana [sic], con el propósito de infligir deliberadamente el mayor daño posible a las familias cubanas«, dijo el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, a los representantes reunidos.

El diplomático criticó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por continuar con la política de «máxima presión» de su predecesor Donald Trump en lugar de reanudar la tendencia hacia el calentamiento de las relaciones que Barack Obama puso en marcha durante su último año en el cargo.

Si bien reconoció que la administración Biden había hecho algunos movimientos extremadamente limitados para abrir vuelos, remesas y servicios consulares con Cuba, Rodríguez argumentó que «el bloqueo, que se ha endurecido al extremo, sigue siendo el elemento central que define la política entre Estados Unidos y Cuba«.

Desde que Biden está en el cargo, el embargo le ha costado a la economía cubana un estimado de $ 6.35 mil millones, dijo Rodríguez, una cifra que se traduce en más de $ 15 millones por día. Si bien enfatizó que no culpó a Estados Unidos por todos los problemas de Cuba, negó su influencia ya que «la causa principal de las privaciones, escasez y dificultades sufridas por las familias cubanas sería no decir la verdad«, explicó.

Estados Unidos se abstuvo en una votación que condenaba el embargo por primera vez en 2016, poco después de que Obama restableciera las relaciones oficiales con la isla. Sin embargo, Trump reanudó los esfuerzos de los presidentes anteriores para aislar a la nación socialista. Washington impuso el embargo en 1960 después de que la revolución de Fidel Castro derrocó al gobierno de Batista, amigo de Estados Unidos, y nacionalizó las propiedades pertenecientes a ciudadanos estadounidenses.

Tanto el gobierno de Trump como el de Biden han sostenido los «derechos humanos» para justificar décadas de estrangulamiento económico, un argumento que el embajador adjunto de Cuba ante la ONU, Yuri Gala, desestimó como ilógico.

«Si el gobierno de Estados Unidos realmente se preocupara por el bienestar, los derechos humanos y la autodeterminación del pueblo cubano, podría levantar el embargo», dijo, y agregó que Washington podría levantar las restricciones económicas que actualmente ahogan las oportunidades económicas para los aspirantes a capitalistas.

En cambio, argumentó Rodríguez, Estados Unidos estaba armando a Big Tech y a los medios «en una virulenta campaña de desinformación y menosprecio contra Cuba … utilizando a nuestros niños, jóvenes y artistas como objetivos de este bombardeo político y mediático«.

Washington impuso nuevas sanciones a Cuba el año pasado, condenando la respuesta policial a un estallido de protestas que comenzó con protestas por la escasez de alimentos y medicamentos y se transformó, con la ayuda de Estados Unidos, según La Habana, en violentas manifestaciones antigubernamentales.

Fuente RT

Deja un comentario