PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

PREVENCIA > Empresa > La transición hacia vehículos eléctricos en la UE podría costar más de 500.000 puestos de trabajo a los proveedores automotrices

La transición hacia vehículos eléctricos en la UE podría costar más de 500.000 puestos de trabajo a los proveedores automotrices

3 minutos de lectura
Read Time:2 Minute

La prohibición gradual de los motores de combustión en favor de los vehículos eléctricos para el año 2035 pondría en peligro cerca de 501.000 puestos de trabajo en la Unión Europea, según revela el informe de la Asociación Europea de Proveedores de Automoción (CLEPA) publicado este lunes.

El informe examina las posibles consecuencias de la propuesta, presentada por la Unión Europea el pasado julio, para introducir una prohibición a la venta de automóviles nuevos de gasolina y diésel a partir de 2035, para impulsar el cambio a vehículos eléctricos de cero emisiones.

El análisis, que identifica los riesgos para los principales siete países productores de piezas automotrices (Alemania, España, Italia, República Checa, Polonia y Rumania), se basa en 3 posibles escenarios de políticas para los años 2020-2040: un enfoque de tecnología mixta, el enfoque actual del uso exclusivo de vehículos eléctricos, así como el escenario de una aceleración radical de la transición hacia los autos eléctricos.

Todos los escenarios mencionados presuponen una electrificación acelerada a fin de lograr los objetivos climáticos con una gran cuota de mercado para los vehículos eléctricos para el año 2030 de más del 50 %, casi el 80 % y el 100 %, respectivamente.

Daño colateral

Los analistas subrayan que los proveedores automotrices podrían reaccionar a los posibles cambios con menos agilidad dado que están sujetos a contratos a largo plazo con los fabricantes de vehículos. «El sector de fabricación de automóviles es responsable de más del 5 % de todo el empleo en la industria manufacturera en 13 estados miembros de la UE, mientras que más del 60 % de ellos trabajan para los proveedores de las partes automotrices», reza el informe. 

De este modo, se detalla que cerca de 501.000 empleos en las empresas proveedoras automotrices se harán obsoletos si la UE elimina gradualmente los motores de combustión para el año 2035, mientras que el 70 % de estos puestos de trabajo podrían desaparecer ya entre 2030 y 2035.

Hacia la solución «planeada y bien pensada»

No obstante, los autores del informe llegan a la conclusión de que el enfoque de tecnología mixta podría permitir alcanzar una reducción del 50 % de dióxido de carbono y mantener al mismo tiempo los puestos de trabajo en cuestión.

«Una transición planeada y bien pensada que consiste de un enfoque de tecnología mixta deja abiertas las opciones para adaptarse a nuevos desarrollos, sean avances tecnológicos, eventos geopolíticos o disponibilidad de los recursos, y al mismo tiempo representa oportunidades considerables de creación de valor en la industria automotriz, uno de los mayores bienes industriales de Europa», concluyen los autores.

Al mismo tiempo, detallan que alrededor de 226.000 nuevos puestos de trabajo se crearán en el sector de la fabricación de las partes para vehículos eléctricos, un hecho que reduce el número neto de empleos perdidos a 275.000 para el año 2040.

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.