Breaking News

La vacuna Pfizer causa enfermedades neurodegenerativas, confirma un informe

Un nuevo informe ha determinado que la vacuna de Pfizer puede causar Alzheimer y otras enfermedades.

En un nuevo e impactante informe sobre las vacunas COVID-19, se ha descubierto que la vacuna contra el coronavirus o también llamado virus PCCh (Partido Comunista chino) de Pfizer tiene efectos a largo plazo sobre la salud no revelados anteriormente, incluyendo «ELA (Esclerosis lateral amiotrófica), Alzheimer y otras enfermedades neurológicas degenerativas».

Un nuevo informe ha determinado que la vacuna de Pfizer puede causar Alzheimer y otras enfermedades.

En un nuevo e impactante informe sobre las vacunas COVID-19, se ha descubierto que la vacuna contra el coronavirus o también llamado virus PCCh (Partido Comunista chino) de Pfizer tiene efectos a largo plazo sobre la salud no revelados anteriormente, incluyendo «ELA (Esclerosis lateral amiotrófica), Alzheimer y otras enfermedades neurológicas degenerativas».

«En este trabajo se evaluó la vacuna COVID-19 de Pfizer por su potencial para inducir enfermedades basadas en priones (un tipo de proteína) en los receptores de la vacuna». Las enfermedades basadas en los priones son, según los CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades), una forma de enfermedades neurodegenerativas, lo que significa que la vacuna de Pfizer puede causar daños a largo plazo y efectos negativos para la salud en lo que respecta al cerebro.

Esto es especialmente preocupante ya que la vacuna de Pfizer es una vacuna de ARNm, un tipo de vacuna no probada que crea nuevas proteínas y que puede integrarse en el genoma humano, según un informe de la Biblioteca Nacional de Medicina. En otras palabras, las afecciones cerebrales degenerativas pueden aparecer en cualquier momento de la vida después de recibir la vacuna.

«Se analizó la secuencia de ARN de la vacuna, así como la interacción de la proteína objetivo de la espiga, para determinar el potencial de convertir las proteínas intracelulares de unión al ARN TAR DNA (TDP-43) y Fused in Sarcoma (FUS) en sus conformaciones patológicas de priones», explica el informe.

La TDP-43 es una proteína conocida por causar demencia, ELA e incluso Alzheimer, según la Alzpedia. Del mismo modo, la proteína FUS es conocida por causar ELA y temblores esenciales hereditarios, según la base de datos del genoma humano.

El experimento realizado para el informe consistía en determinar si estas dos proteínas dañinas se incrustan o no en nuestro ADN, como se espera que haga una vacuna de ARNm. El informe determinó que «el ARN de la vacuna tiene secuencias específicas que pueden inducir al TDP-43 y al FUS a plegarse en sus confirmaciones priónicas patológicas», lo que significa que ambas proteínas tienen el potencial de incrustarse en nuestro ADN y causar enfermedades neurológicas dañinas.

El resumen del informe concluye que «El hallazgo adjunto, así como los riesgos potenciales adicionales, llevan al autor a creer que la aprobación regulatoria de las vacunas basadas en el ARN para el SARS-CoV-2 fue prematura y que la vacuna puede causar mucho más daño que beneficio». El propio informe termina con esta advertencia «La vacuna podría ser un arma biológica e incluso más peligrosa que la infección original».

National File se puso en contacto con los CDC para preguntar por qué la vacuna de Pfizer se sigue distribuyendo a pesar de estas acusaciones creíbles. No se recibió ninguna respuesta antes de la publicación.

Fuente: Tierra Pura

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *