10 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

La visita de la OMS a Wuhan fue un ‘evento de circo’ controlado por funcionarios del régimen chino

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no pudo llevar a cabo una investigación completa en Wuhan, China, sobre los orígenes del Virus PCCh (coronavirus), ya que el Partido Comunista Chino (PCCh) tenía un control total sobre los procedimientos.

Un informe del Wall Street Journal (WSJ) reportado por Breitbart, dijo que todo lo relacionado con la tardía investigación que finalmente se llevó a cabo en enero y febrero de 2021 estaba bajo el control del régimen comunista, desde lo que los científicos extranjeros podían ver, hasta quién iba a formar parte del equipo.

El único estadounidense al que el PCCh permitió formar parte del equipo fue el Dr. Peter Daszak, quien preside un instituto relacionado con el laboratorio de Wuhan del que se sospecha que se ha escapado el virus.

Los 13 investigadores que finalmente llegaron a Wuhan fueron encerrados en cuarentena durante dos semanas y, según se informa, fueron controlados como ratas de laboratorio por el PCCh una vez que comenzaron su trabajo.

Los funcionarios del PCCh informaron al equipo de la OMS de que tendría que aceptar la palabra del PCCh sobre lo que ocurrió en Wuhan el año pasado, y se les prohibió ver los datos originales. Además, los investigadores sólo pudieron pasar tres horas en el Instituto de Virología de Wuhan.

El científico principal chino, Liang Wannian, se negó a reconocer que se habían negado a entregar los datos originales a los investigadores de la OMS. Afirmó que no había “ningún conflicto”, informó Breitbart.

“En cuanto a los datos originales de algunos casos, debido a la privacidad de los pacientes, de acuerdo con las leyes chinas, no podemos dejar que los expertos internacionales los copien y los saquen del país, algo que entendieron perfectamente”, afirmó.

“Tras sus visitas de campo y su estudio, el equipo de expertos acordó unánimemente que es extremadamente improbable que el virus se filtrara desde el laboratorio [de Wuhan], por lo que las futuras misiones de rastreo del origen del virus ya no se centrarán en esta zona, a menos que haya nuevas pruebas”, concluyó Liang.

El equipo visitante se vio incluso obligado a ver propaganda política del PCCh, lo que le restó un tiempo precioso para realizar investigaciones profundas sobre los orígenes de la pandemia.

El WSJ dijo que descubrió “nuevos detalles sobre la formación y las limitaciones del equipo que revelan el escaso poder que tenía para llevar a cabo un examen exhaustivo e imparcial, y ponen en duda la claridad que parecían aportar sus conclusiones”.

Los funcionarios chinos revisaron el informe final de la OMS y tienen la intención de hacer los cambios que consideren necesarios antes de que el informe se publique la próxima semana.

Fuente: Bles