Breaking News

Las masivas pérdidas económicas de Israel tras los brutales ataques de Hamas

A pesar de la intercepción del Domo de Hierro de más del 90% de los cohetes lanzados por Hamas hacia la población civil, Israel sufrió millonarias pérdidas por la inactividad, el bajo consumo por la inseguridad y los impactos directos a comercios.

Tras el inicio de la escalada militar entre la organización terrorista islámica Hamas e Israel, que ya tiene fin tras el cese al fuego la semana pasadala mayoría de las empresas del país judío tuvieron que cerrar o disminuir su actividad a causa de los cohetes lanzados por Hamas, que a pesar de en su mayoría haber sido eliminados por el Domo de Hierroapuntaban contra objetivos civiles y no militares como hacía Israel.

Esta situación provocó millonarias pérdidas ya que implicó una gran caída del consumo y además varios cohetes impactaron contra negocios e infraestructura.

La Asociación de Fabricantes de Israel, que representa 1.500 empresas y 400.000 trabajadores, emitió un pedido de ayuda al gobierno, ya que en buena parte tuvieron que cesar todo negocio por 11 días, afectando duramente a la economía.

La asociación, emitió a su vez contundentes datos, que muestran unas pérdidas de aproximadamente 368 millones de dólares, sobre todo concentradas en el sur de Israel, donde un tercio de los trabajadores no pudieron asistir a sus labores diarias.

A su vez, entre las empresas que sufrieron fuertes pérdidas por el impacto directo de cohetes está la importante multinacional israelí de productos alimenticios envasados Osem, que vio la destrucción de su sede en Sderor. Otro caso fue Electric Motor, con un impacto en su sede de Be’er Sheva. 

Rápidamente, las carteras económicas y de finanzas del gobierno del Estado judío compensaron a las empresas con la Ley del Impuesto a la Propiedad, que proporciona rebajas o hasta exenciones impositivas por daños directos para fomentar la inversión y la empresa privada.

Según revela el diario israelí Globes, desde el Ministerio de Hacienda se está considerando indemnizaciones directas, que solo se darían a las empresas que sufrieron daños con base en el sur, ya que las del centro tuvieron impactos mínimos.

Ron Tomer, el presidente de la asociación previamente mencionada, apoya la idea;

“No es momento de burocracia y postergación, sino de rehabilitación y pleno apoyo a estas empresas, que a lo largo de la operación demostraron que saben funcionar y producir bajo el fuego de cohetes”. 

Fuente: Bles

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *