Breaking News

Madres de manifestantes cubanos desaparecidos marchan a nivel nacional

Las madres de los manifestantes desaparecidos desde que estallaron las marchas anticomunistas a nivel nacional en Cuba el 11 de julio planean tomar las calles de la isla el miércoles exigiendo saber qué le hizo el régimen a sus hijos.

Se espera que la protesta sea el evento anticomunista nacional más grande dentro de Cuba desde las protestas del 11 de julio. Los medios de comunicación internacionales han luchado por documentar las protestas en curso desde el 11 de julio cuando el régimen de Castro cerró el acceso a Internet en todo el país luego de que una rápida avalancha de videos de la policía usando munición real contra manifestantes desarmados comenzó a aparecer en el país.

El Movimiento de Madres del 11 de julio, un grupo de apoyo recién formado, está organizando manifestaciones a gran escala contra el trato que el régimen da a sus hijos, quienes afirman que son manifestantes legítimos y no «delincuentes» como los han descrito las autoridades comunistas, el medio independiente Cubanet, que había arrestado a varios de sus periodistas en las últimas dos semanas,  informó . El grupo toma su nombre de la fecha de inicio de la última ronda de protestas anticomunistas en la isla.

Las madres pretenden acudir a grandes multitudes en todas las provincias cubanas y desfilar por La Habana, a partir de las 11:00 am del miércoles. El grupo también aconseja a las reuniones locales que tomen precauciones contra la propagación del coronavirus chino, que ha devastado a Cuba debido a la invitación del régimen a turistas europeos en el apogeo de la primera ola de la pandemia y su negativa a implementar protocolos de seguridad en las escuelas y en las raciones de alimentos. líneas.

Ocho días después de las protestas, se desconoce el número de manifestantes heridos, arrestados, asesinados o desaparecidos. Algunos grupos de derechos humanos han compilado listas de personas confirmadas detenidas o desaparecidas, con la salvedad de que muchas de las personas reprimidas pueden no tener acceso a nadie en el mundo exterior que pueda informar de su suerte.

Al menos 5.000 personas habían sido arrestadas el 14 de julio, tres días después de las protestas, según la fuente de noticias cubana independiente 14 y Medio. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), un grupo de derechos humanos, logró confirmar al menos 560 víctimas de esta práctica hasta el sábado, enumerándolas por su nombre.

Destacados disidentes, como José Daniel Ferrer y el artista Luis Manuel Otero Alcántara, a quienes el régimen ha encarcelado habitualmente a lo largo de los años, figuran entre los detenidos, señaló 14 y Medio . 14 y Medio señaló la ausencia de cifras oficiales y destacó el rango de estimaciones de organizaciones de derechos humanos, que afirman que las víctimas del régimen se cuentan por “miles”. Las Naciones Unidas, en cambio, han identificado al menos 187 manifestantes desaparecidos. Las cifras más bajas representan solo víctimas confirmadas del régimen. Muchos más padres cubanos no saben nada del paradero ni del estado vital de sus seres queridos.

El gobierno impuso un apagón de Internet poco después del estallido inicial de disidencia y ha impedido activamente que la información llegue a las audiencias internacionales. Las autoridades también han atacado violentamente a periodistas externos por documentar las protestas. Las autoridades comunistas agredieron brutalmente la semana pasada al fotógrafo de Associated Press Ramón Espinosa, dejándolo ensangrentado.

A partir del 11 de julio, miles de cubanos salieron a las calles de San Antonio de los Baños exigiendo inequívocamente el fin del comunismo en la isla. Las protestas se extendieron rápidamente a todas las ciudades importantes y los gritos de «¡Abajo el comunismo!» y «¡que se joda Díaz-Canel!» rápidamente se convirtió en sinónimo del movimiento.

En respuesta, el “Presidente” Miguel Díaz-Canel, mascarón de proa del régimen de Castro, llamado por los leales a La Habana a salir a las calles y atacan a los disidentes pacíficos, emitir una “orden de combate” durante un discurso belicista el 11 de julio la posterior represión de la sierra En muchos casos, la policía lanza rondas reales contra los manifestantes, mientras que otras represalias violentas implicaron horribles palizas policiales o perros de ataque contra la multitud.

Cuban Prisoners Defenders, un grupo de derechos humanos que aboga por los disidentes encarcelados del régimen de Castro, documentó la brutalidad de la represión y los muchos crímenes del régimen contra el pueblo cubano en una carta del lunes al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, informó ADN Cuba .

El apoyo civil al pueblo cubano se ha disparado en los Estados Unidos, especialmente en Florida, que cuenta con una gran población de expatriados cubanos y sus hijos. Grandes multitudes acudieron a Miami casi inmediatamente después de que las protestas comenzaran a expresar solidaridad con los anticomunistas de la isla. El sábado, los manifestantes que exigían acción por parte de la administración de Biden organizaron una “muerte” frente a la Casa Blanca durante la cual se vistieron con uniformes escolares comunistas manchados de sangre y se hicieron el muerto para representar a las innumerables víctimas de La Habana.

Las respuestas del presidente Joe Biden y su administración, sin embargo, han variado de apáticas a contraproducentes. Un día después de que comenzaran las protestas, Washington anunció que levantaría las sanciones contra la dictadura socialista en Venezuela, una colonia de facto de la Cuba comunista que proporciona al gobierno de Castro energía esencialmente gratuita. El lunes, Biden realizó una llamada de Zoom con varias celebridades cubanoamericanas.

Fuente: Breibart

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *