Breaking News

Magnates globalistas invierten millones de dólares en playas exclusivas que dicen que desaparecerán por el “calentamiento global”

Bill y Melinda Gates, John Kerry o Barack Obama, entre otros muchos, están invirtiendo millones de dólares en la compra de lujosas propiedades inmobiliarias situadas en playas que ellos mismos señalan que “van a desaparecer” por culpa del “calentamiento global” y del “derretimiento del hielo”.

Magnates globalistas, activistas millonarios de corte ambientalista y
promotores de la «sostenible» Agenda 2030 son habitualmente acusados de hipocresía por sermonear a los ciudadanos para que éstos hagan sacrificios “por la naturaleza”, mientras ellos cínicamente se niegan cumplir lo que predican. Por ejemplo, el duque y la duquesa de Sussex fueron ridiculizados en algunos medios de comunicación en 2019 después de que los dos volaron en un jet privado pocos días después de que el príncipe Harry escribiera en las redes sociales que «cada elección, cada huella, cada acción, marca la
diferencia» en la protección del medio ambiente. Más recientemente, John Kerry, uno de los grandes referentes de la izquierda global, fue duramente criticado por utilizar varios aviones privados para viajar a Islandia a recibir… un premio ecologista.

Según informa el Washington Examiner, Kerry había advertido sobre el aumento del nivel del mar en el pasado; lo hizo, por ejemplo, como secretario de Estado de Estados Unidos, cuando describió el aumento del nivel del mar en Virginia como una señal “de la gran amenaza que representa el cambio climático”. En el mismo sentido, hablando en Indonesia en 2014, también advirtió a las naciones asiáticas que podrían ver “sus países destruidos por el aumento del nivel del mar» que, dijo, podría poner «ciudades enteras bajo el agua”. Incluso, Kerry se ha burlado de las personas que, en su opinión, no están suficientemente preocupadas por el aumento del nivel del mar. En 2015, afirmaba lo siguiente: “Tenemos personas que todavía lo niegan, miembros de una sociedad de la Tierra plana que parecen creer eso, que parecen creer que el hecho de que el océano se eleve no será un problema porque el agua simplemente se
derramará por el borde»

Pero estas “preocupaciones” de Kerry no le han impedido invertir considerablemente en numerosas propiedades frente al mar que, según sus propias predicciones, podrían quedar bajo el agua en cuestión de décadas.
Kerry gastó 11,75 millones de dólares en 2017 en una extensa propiedad en la playa de Martha’s Vineyard. La propiedad incluye más de 18 acres de tierra en la que se encuentra su casa de siete habitaciones, con vistas a Vineyard Sound.

Bill y Melinda Gates, otros apasionados magnates activistas climáticos, también desembolsaron una pequeña fortuna por una casa de lujo frente al mar que dicen que va aumentar su nivel en varios metros en los próximos años. El año pasado, la pareja, que actualmente se encuentra en medio de un proceso de divorcio, pagó 43 millones de dólares por una enorme casa en la playa de Del Mar, cerca de San Diego. “Habrá lugares cerca del océano [que] el aumento del nivel del mar arrasará por completo”, dijo Gates al Miami Herald hace solo unas semanas. “Sabes, Miami no se parecerá en nada a lo que es hoy. Esas playas desaparecerán»

El expresidente Barack Obama ha advertido ampliamente sobre el aumento del nivel del mar a lo largo de los últimos años, señalando, incluso, que esta tendencia es una amenaza para la “seguridad nacional” de Estados Unidos. «El cambio climático, y especialmente el aumento del nivel del mar, es una
amenaza para la seguridad de nuestra patria, nuestra infraestructura económica, la seguridad y la salud del pueblo estadounidense», dijo Obama en un discurso de 2015.

Pero mientras sermoneaba con estas palabras, Marty Nesbitt, un amigo cercano de los Obama y presidente de la Fundación Obama, compró un terreno en Hawái por 8,7 millones de dólares en 2015, y está construyendo un trío de casas en la finca frente al mar. Los Obama planean ocupar al menos una de las viviendas cuando se complete la construcción. El proyecto ha sido muy controvertido a nivel local, en gran parte porque los constructores solicitaron y recibieron una exención de las leyes ambientales de Hawái para dejar en su lugar un antiguo malecón en la playa. Los expertos ambientales dicen que los diques contribuyen de manera significativa a la erosión de las playas y que deberían ser suprimidos, pero se presentaron planes al Estado para expandir el malecón en la propiedad. Los Obama también poseen una mansión de 11,75 millones de dólares en Martha’s Vineyard, al borde del mar.
Otro de los millonarios voceros del “calentamiento global”, Al Gore, cuyas advertencias sobre los “peligros del cambio climático” se encuentran entre las más dramáticas pronunciadas por un político, ha invertido en varias propiedades con vistas al mismo océano que dice que acabará con las ciudades costeras. El documental de Al Gore de 2006, Una verdad incómoda, advertía que el nivel del mar podría elevarse hasta 20 pies «en un futuro cercano». Mientras tanto, el mismo y apocalíptico Al ha invertido nueve millones de dólares en una propiedad con vista al mar en Montecito, California. La inmensa propiedad tiene una piscina, un spa, bodega y seis
chimeneas.

Fuente: Tierra Pura

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *