5 mins 2 meses
Estamos siendo CENSURADOS, por Favor Comparta ESTE ARTÍCULO:
Read Time:3 Minute

Balenciaga pidió disculpas, borró todas sus publicaciones y retiró la campaña de primavera que sexualizaba niños.

Balenciaga, la famosa marca de moda española, fue duramente criticada en redes sociales por el lanzamiento de su campaña para primavera 2023 en Estados Unidos, en la que se vanagloria de poder sexualizar niños.

La casa de moda publicó una serie de fotografías para promocionar sus nuevos productos, en la que mostraba niños posando con osos de peluche vestidos con lencería y piezas sadomasoquistas, incluyendo collares con candado, arnés de cuero, restricciones de tobillo y muñeca, entre otros elementos.

Además, en una de las fotos se mostraba una versión impresa del fallo de la Corte Suprema Ashcroft v. Free Speech Coalition, una decisión judicial del 2002 que anula una parte de la Ley de Prevención de la Pornografía Infantil y permite a las marcas hacer este tipo de publicidades.

En otra reciente campaña publicitaria, Balenciaga subió unas fotos donde se ve un libro del artista belga Michael Borremans, quien es famoso (o infame) por hacer pinturas de niños sin ropa siendo canibalizados.

En la misma pila de libros que aparece en las fotos es “The Cremaster Cycle”, de Matthew Barney, quien en sus libros y pinturas relata una historia que reivindica la masonería, el canibalismo y los rituales satánicos.

Luego de que las críticas se viralizaran en redes sociales, Balenciaga retiró de internet su campaña y se disculpó por haberlo publicado, y aseguró que tercerizó la producción de las publicidades y que “no se dieron cuenta” lo que habían subido.

En una disculpa publicada en sus plataformas, Balenciaga se disculpó por “cualquier ofensa que nuestra campaña pudo haber causado”, y aclaró que “nuestros bolsos de oso de peluche no debieron estar promocionadas con niños”, señalando que toda la publicidad fue retirada.

Sobre el caso del documento legal que aparecía en una foto, la casa de moda también se disculpó por ello y dijo que tomaría acciones legales contra las partes responsables de crear el set y poner elementos “no aprobados”.

Condenamos fuertemente el abuso infantil en cualquier forma. Estamos del lado de la seguridad y bienestar de los niños”, finalizó la poca creíble disculpa.

Las fotografías fueron tomadas y producidas por Gabriele Galimberti, aunque el fotógrafo italiano aclaró que no fue decisión suya incluir niños en las producciones y juntarlos con osos de peluche vestidos de esa manera.

No estoy en posición de comentar las elecciones de Balenciaga, pero debo enfatizar que no tuve poder de ninguna manera a elegir los productos, ni los modelos, ni la combinación de los mismos“, dijo a Newsweek este miércoles.

Según el fotógrafo, quien tuvo la idea de publicar estas fotos fue Demma Gvasalia, director creativo de la empresa. Balenciaga y Galimberti cruzan culpas por la polémica campaña, pero la realidad es que las disculpas del equipo de comunicaciones de la compañía es insuficiente.

En vez de pedir unas sinceras disculpas, Balenciaga decidió borrar todo su contenido de Instagram, cerrar completamente su cuenta de Twitter y cortar comunicaciones con la prensa.

El conductor de televisión estadounidense Tucker Carlson mencionó en su programa en Fox News este caso, y demandó una explicación de las autoridades de la empresa.

“Esto es un claro caso de adultos cruzando la línea, y se trata de una línea que siempre ha sido muy clara, hacia una participación profunda en la sexualidad de los niños. Algo que siempre ha sido, y debe seguir siendo en una sociedad civilizada, lo más prohibido“, aseveró.

“Esto es exactamente lo que parece ser, es una reivindicación de pornografía infantil. Nos contactamos con Balenciaga para escuchar su explicación, pero se negaron a responder. Asi que tendremos que tomar esto por lo que parece ser, y preguntarnos, ¿Dónde está el escándalo de los moralistas?”, se preguntó.

Fuente la Derecha

Deja un comentario