Breaking News

Más de mil millones de personas aseguran que no se pondrán la vacuna COVID, afirma encuesta

Alrededor de 1.300 millones de personas en todo el mundo aseguraron que no están dispuestos a colocarse una vacuna contra el virus PCCh, incluso si la misma estuviera disponible sin costo. Los datos los recopiló Gallup en una encuesta a escala mundial realizada en los últimos seis meses de 2020 y publicada el lunes 3 de mayo.

Los resultados fueron bastante variados en cada uno de los 116 países y áreas que Gallup encuestó durante el 2020. En ciertos países, más del 50 por ciento de las personas dijeron que no estaban dispuestas a recibir una vacuna COVID-19. 

Estos países son Gabón, Camerún, Jordania, Hungría, Bulgaria, Bosnia y Herzegovina, Rusia, Kazajstán, Kosovo, Senegal, Togo, Chipre, República Checa, Macedonia del Norte, Albania, Polonia, Namibia, Líbano y Ucrania. Menos del 2 por ciento de la población en ocho de estos países ha sido vacunada.

Los países del África subsahariana, Camerún y Gabón, lideran la lista de rechazo de vacunas COVID con el porcentaje más alto de su población que rechazó la vacuna con un 66 por ciento y un 65 por ciento, respectivamente.

Aparte de las mínimas tasas de población vacunada en el continente africano, sorprende a los científicos las igualmente bajas tasas de mortalidad por el virus detectadas. A finales de abril de 2021, la información reportada por healthasset.org revelaba que el acumulado de muertes para los 46 países del África subsahariana fue de 79 mil muertes.

Los 1.300 millones de personas alrededor del mundo que rechazan las vacunas contra el virus, implican casi el 30 por ciento del total encuestado o alrededor de tres de cada 10 adultos, que declararon negarse absolutamente a la vacuna.

El dato de la encuesta que más preocupa a la industria farmacéutica y a los adoradores de las vacunas, es que aún en el caso de que todos los que aseguraron que estaban dispuestos a recibir la vacuna contra el coronavirus realmente lo hicieran, solo 38 de los 116 países encuestados alcanzarían el umbral mínimo estimado del 70% para lograr la supuesta “inmunidad colectiva”. Solo un país, Myanmar, superaría la estimación más alta del 90%.

Tal como refleja la encuesta, un gran porcentaje de la población mundial rechaza la idea de aplicarse la vacuna contra el virus PCCh, y los motivos no son infundados. La principal causa de rechazo tiene su origen en preocupaciones sobre los efectos secundarios detectados en decenas de miles de casos alrededor del mundo, muchos de los cuales finalizaron en muerte.

La seguridad y eficacia de la vacuna, el tiempo récord en el que se desarrolló y la falta de confianza en las compañías farmacéuticas, los gobiernos y las empresas, son un cóctel explosivo que promueve la desconfianza en millones de personas en el mundo a la hora de decidir si colocarse la vacuna o no.

Cabe destacar que las encuestas fueron realizadas hasta diciembre de 2020 inclusive, por lo cual los encuestados no llegaron a enterarse la enorme cantidad de efectos adversos graves y muertes que siguieron luego de esa fecha. Por lo cual se sospecha que la cantidad de gente que rechaza hoy aplicarse alguna de las vacunas circulantes es aún mayor.

 Fuente Andrés Vacca – BLes.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *