Breaking News

«Mi vida está en peligro, ven a salvarme»: Jovenel Moïse suplicó la ayuda a las fuerzas de seguridad antes de su asesinato

Casi dos semanas después del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, los investigadores todavía están tratando de determinar cómo un grupo de mercenarios colombianos pudo pasar los tres controles policiales y las capas de seguridad en un recinto amurallado. Un nuevo informe ahora plantea las preguntas sobre por qué las autoridades tardaron tanto en responder después de que el mandatario pidiera ayuda a través de varias llamadas telefónicas el día de su muerte.

Antes de que le dispararan, el presidente haitiano pasó 10 minutos tratando desesperadamente de conseguir ayuda de las fuerzas de orden. Los escalofriantes detalles, informados por Miami Herald, muestran que el personal de seguridad de Jovenel Moïse no respondió a sus frenéticas súplicas.

Había 24 agentes asignados al destacamento de seguridad de Moïse, pero hasta ahora la Policía se ha negado a decir cuántos estaban en servicio la noche del magnicidio. Ninguno de los miembros de seguridad del presidente recibió disparos ni resultó herido durante el ataque.

«¡Movilice a la gente!»

Tres personas anónimas, que recibieron llamadas desde el interior de la casa de Moïse en Puerto Príncipe momentos antes del asesinato, contaron al medio que el mandatario había rogado a la Policía que movilizara a las fuerzas. El presidente pidió refuerzos por primera vez a la 1:34 a.m. cuando, según las fuentes, llamó a un comisario de la Policía Nacional de Haití: «Están disparando junto a la casa… ¡Movilice a la gente!».

Cuando no apareció ningún refuerzo, Moïse llamó a un oficial de policía con entrenamiento táctico y le dijo: «¿Dónde estás? ¡Necesito tu ayuda, ahora! Mi vida está en peligro. ¡Ven rápido! ¡Ven a salvarme la vida!«

El oficial reveló al medio que escuchó el sonido de un rifle de asalto antes de que terminara la comunicación. Inmediatamente envió un convoy de tres autos a la casa del presidente. El comisionado de policía que recibió la llamada inicial de Moïse afirma que hizo cuatro llamadas telefónicas en un lapso de 14 minutos mientras se dirigía a la vivienda.

La primera llamada que hizo a la 1:35 a.m. fue a Dimitri Hérard, jefe de seguridad del presidente, quien le aseguró que estaba enviando ayuda. Luego, llamó a un supervisor del equipo de seguridad de turno a la 1:38 a.m., pero no recibió respuesta. A la 1:47 a.m. llamó al comandante de una unidad táctica especializada y a la 1:50 a.m. al jefe de la Policía de Haití, Léon Charles, quien ya había enviado un convoy al domicilio del mandatario.

Las fuentes de Miami Herald aseveraron que Moïse todavía estaba vivo a la 1:45 a.m., según los registros telefónicos.

Los relatos de quienes hablaron con el presidente antes de su asesinato han generado preguntas sobre lo que hizo Hérard y con quién se contactó la noche del crimen. También ha sembrado dudas sobre lo que sucedió con el equipo de seguridad del líder haitiano.

Fuente: RT

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *