10 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Muere otro carabinero en Italia después de recibir la vacuna de AstraZeneca

El carabinero de 46 años, Emanuele Calligaris, falleció la semana pasada en la unidad de cuidados intensivos del hospital Santa Maria della Misericordia de Udine, debido a una hemorragia cerebral, como consecuencia de la vacuna de AstraZeneca.

El pasado 4 de marzo el carabinero recibió la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca y 11 días después se sintió mal y fue trasladado a urgencias.

La empresa sanitaria universitaria Friuli Centrale, en una nota, explica que Calligaris ingresó por un estado neurológico comprometido y un escáner cerebral había mostrado una hemorragia cerebral especialmente extensa.

“El paciente fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos, entubado y sometido a un tratamiento intensivo. La hemorragia cerebral es, por desgracia, un hecho bastante frecuente en los pacientes que ingresan en la UCI. También en estos días se han producido otras muertes de pacientes que sufrían la misma patología”.

La empresa confirma que Calligaris había sido vacunado el 4 de marzo con la vacuna de AstraZeneca. “Sobre la base de la información que poseen los médicos -escribe la empresa-, en la actualidad no se puede decir nada sobre una posible relación de causalidad entre ambos sucesos”.

Calligaris, que vivía con su familia en Montegnacco di Cassacco, no lejos de sus padres, deja a su mujer, un hijo, su hermana Lara, que tiene una tienda de comestibles en Cassacco, su padre Olinto y su madre Giuseppina. Gran amante de la montaña, deportista y dinámico, Calligaris es recordado por colegas y amigos como una persona reservada, siempre dispuesta a ayudar al prójimo.

La alcaldesa de Cassacco, Ornella Baiutti, dice estar triste. “Emanuele era un hombre muy discreto y humilde. Una hermosa familia, la suya. Adoraba a su mujer y a su hijo, que desgraciadamente pierden a un buen padre y a un marido cariñoso. Nuestra comunidad está muy conmocionada por lo ocurrido. Es la comidilla de la ciudad. La familia es muy conocida y respetada. Una tragedia”.

Italia interrumpió la administración de la vacuna de AstraZeneca, aunque finalmente fue la Agencia Europea del Medicamento, a pesar de los estudios existentes sobre la relación de causalidad entre la vacuna y las hemorrogias.

No obstante, al criticar un estudio del Instituto Paul Erhlich (2), el profesor Wolfgang Wodarg ya advirtió en febrero sobre la posibilidad de que las vacunas contra el coronavirus produjeran este tipo de reacciones adversas, como las trombosis (3).

La autopsia de la enfermera de 49 años fallecida en Austria confirmó que la vacuna de AstraZeneca le provocó la trombosis cerebral (4).

Un estudio del Hospital Universitario de Oslo demostró una relación causal entre la formación de coágulos de sangre y la inyección de la vacuna de AstraZeneca (5).

Por su parte, los investigadores de la Universidad alemana de Greifswald han encontrado la clave para entender las causas de las trombosis cerebrales causadas por la vacuna de AstraZeneca (6).

Listado de muertos en Italia tras recibir las vacunas:

– 14 de enero: en Frosinion, Elisabeth Durazzo, enfermera del hospital Spaziani, muere mientras duerme con 39 años de edad. Vacunado con Pfizer dos días antes
– 14 de enero: en Mantua, Enrico Patuzzo, médico de hospital, muere poco después de ser vacunado con Pfizer por complicaciones cardíacas
– 22 de enero, en el hospital Bufalini de Cesena, Miriam Gabriela Godoy, de 49 años, titular de la farmacia municipal de Porto Corsini. Había sido vacunada unos días antes con Pfizer
– 23 de enero: en el hospital de Nocera muerte de un médico de 45 años, el doctor Mauro D’Auria, del hospital local, fallecido por un infarto. El día anterior se había vacunado con Pfizer
– 24 de enero, Roma. Luigi Buttazzo murió a los 42 años. Un repentino ataque al corazón lo mató al instante. Era enfermero de quirófano en el Policlínico Tor Vergata». Había sido vacunado dos días antes con Pfizer
– 25 de enero: Forlì: en el Hospital Morganti, Maurizio Lentis, enfermero y voluntario de la Cruz Roja, que había sido vacunado dos días antes, murió repentinamente (Pfizer).
– 26 de enero: en Olbia, Jessica Flore, una joven enfermera recién licenciada y vacunada antes de incorporarse a su primer turno en el hospital, murió de un grave infarto, sin haber sufrido nunca ningún problema de salud. (Pfizer)
– 12 de febrero, Verona, Hospital de Negrar, una enfermera de 55 años, en excelente estado de salud, muere repentinamente de un ataque al corazón, dos días después de ser vacunada (Pfizer).
– 21 de febrero: en Trapani el subcomandante de la fiscalía de la capital, Giuseppe Maniscalco, murió por la mañana. Vacunado el día anterior con Astrazeneca
– 26 de febrero: en Caserta, Pietro Scardigli, trabajador sanitario, murió unas horas después de la segunda dosis de la vacuna de Astrazeneca
– 2 de marzo: en Cuneo, una enfermera de 40 años, Silvia Dellavalle, de Bra, en la provincia de Cuneo, muere repentinamente tras recibir la vacuna de Pfizer
– 4 de marzo: en Nápoles, Annamaria Mantile, una profesora de 44 años que gozaba de excelente salud, se sintió mal dos horas después de ser vacunada con Astrazeneca y murió 4 días después de un infarto intestinal
– 5 de marzo: en Perugia, Michela Foderini, se vacuna en el Hospital Silvestrini y lo anuncia en Facebook con fotos. La dosis de refuerzo es letal
– 5 de marzo: en Messina muere repentinamente Silvana Prestandrea, voluntaria de la Cruz Roja, vacunada el día anterior con Astrazeneca
– 10 de marzo: en Acerra, el enfermero Vincenzo Russo, del Instituto Viviani de Casalnuovo, falleció en Acerra tras la primera dosis de la vacuna de Astrazeneca
– 10 de marzo: en Catania, David Villa, de 50 años, agente del equipo móvil de Catania, se siente mal unas horas después de la vacunación de AstraZeneca. Hospitalizado, murió 12 días después

Fuente: mpr21