PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Mueren otras dos personas en Europa por tromboembolismo tras ser vacunadas con AstraZeneca

Las autoridades noruegas han confirmado este jueves la muerte de una segunda persona por graves complicaciones tromboembólicas tras recibir la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19. Por su parte, Suecia también ha comunicado el fallecimiento de otro ciudadano en las mismas condiciones.

Las autoridades noruegas han confirmado este jueves la muerte de una segunda persona por graves complicaciones tromboembólicas tras recibir la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19. Por su parte, Suecia también ha comunicado el fallecimiento de otro ciudadano en las mismas condiciones.

Noruega ha registrado en total seis casos con un cuadro clínico inusual que incluye baja cantidad de plaquetas, coágulos en vasos sanguíneos y hemorragias, similar al detectado en varios países.

Un grupo de médicos del Hospital Universitario de Oslo había anunciado horas antes que la reacción inmunológica de la vacuna de AstraZeneca es la causante de las trombosis que sufrieron tres sanitarios ingresados el fin de semana en ese centro, uno de ellos muerto el pasado domingo.

“Hemos hecho varios hallazgos que pueden explicar la evolución clínica de los pacientes. Respaldan nuestra hipótesis de que tuvieron una fuerte respuesta inmunológica que provocó la formación de anticuerpos, que pudo activar a su vez las plaquetas y causar los trombos”, dijo Pål André Holme, jefe del equipo médico.

Noruega mantiene la suspensión de la vacuna

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha asegurado este jueves que no ve evidencias de que la vacuna tenga relación directa con los casos de tromboembolismo detectados en todo el continente y ha considerado seguro que se siga usando, aunque no ha descartado del todo que pueda haber una conexión.

Varios países, como Italia o España, han confirmado que reanudarán la vacunación con AstraZeneca, pero no así Noruega, que continuará estudiando los episodios registrados en este país.

“Estamos analizando de forma detallada si hay una relación entre la vacuna y los casos. Estudiaremos el análisis de la EMA e informaremos del nuestro a finales de la próxima semana“, ha dicho la directora del Instituto de Salud Pública, Camilla Stoltenberg.

Dinamarca y Suecia también mantienen la suspensión

Dinamarca, el primer país en suspender hace una semana el uso de la vacuna de AstraZeneca, mantiene también esa decisión. La Agencia del Medicamento danesa ha informado este jueves de que se han registrado en total diez casos con trombosis después de recibir la vacuna, aunque no se ha determinado todavía si hay una conexión.

Las autoridades danesas comunicaron hace unos días la muerte de una mujer menor de 60 años con un cuadro clínico inusual.

Su equivalente sueca ha confirmado este jueves la muerte de otra mujer de unos 60 años y sin dolencias previas con un cuadro clínico similar y otro caso sospechoso que está siendo investigado.

Suecia, que fue uno de los últimos países en sumarse a la suspensión de AstraZeneca, ha comunicado, además, que esa decisión se mantendrá por un tiempo.

“La Agencia de Salud Pública necesita algunos días para analizar la situación de cómo se puede usar la vacuna en Suecia”, dijo su director, Johan Carlson.

Fuente 20minutos.es