Breaking News

Pedro Castillo propone un “Perú Libre” sin libertades, ni derechos civiles ni democracia

El candidato comunista del partido Perú Libre sigue un ideario muy peligroso que ha destruido en los últimos años a Venezuela. En esta elección, los peruanos deberán elegir entre la libertad o el comunismo.

Perú se acerca a tal vez la elección más importante de su historia, en las que deberá decidir si mantener el camino de una economía de mercado o si quiere caer en el pozo de una economía dirigida y comunista, como la que tiene actualmente Venezuela.

En junio, Keiko Fujimori, la polémica candidata de derecha hija del ex presidente Alberto Fujimori, deberá enfrentarse a Pedro Castillo, la cara de la formación “Perú Libre”.

Perú Libre es un partido de extrema izquierda socialista, marxista, leninista y mariateguísta, fundado por el médico Vladimir Cerrón

Su aparición mas reciente y notable se da en el año 2018 en las elecciones municipales y regionales donde se hicieron llamar “Perú Libertario” identificados a través de un símbolo alusivo al de la aplicación WhatsApp con las siglas del partido en su interior. En dichas elecciones, el empresario Ricardo Belmont Cassinelli los representaba como candidato a la alcaldía de Lima, llegando a ocupar el quinto puesto al final de la contienda electoral.

Cerrón fue el único dentro de su partido en lograr una representación en dichas elecciones, siendo elegido como gobernador regional de Junín, cesado del cargo el 20 de agosto del 2019 al ser condenado por la comisión del delito contra la Administración Pública en la modalidad de Negociación Incompatible en agravio del Estado. Con este antecedente, Cerrón ha elegido a Pedro Castillo como la nueva cara de Perú Libre, posicionándose a sí mismo como su candidato a vicepresidente

Castillo ha sido la sorpresa en estas elecciones dado que diversas encuestadoras ni siquiera lo medían hasta algunas semanas antes de las elecciones, y finalmente quedó en primer lugar, garantizando su entrada a la segunda vuelta, en lo que será un enfrentamiento de antaño: izquierda vs derecha.

José Pedro Castillo Terrones es un provinciano chotano del departamento de Cajamarca; profesor y rondero que abandera la educación como herramienta de cambio, su participación en política no es reciente, ha sido ex militante del partido Perú Posible del ex presidente Alejandro Toledo (investigado por el caso Odebrecht), y se postuló en el año 2002 a una alcaldía en el distrito de Anguía, en Cajamarca, la cual no logró conseguir. 

Pese a ello, lo que mas destaca a Castillo fue su participación en la Huelga Magisterial del año 2017, en aquel entonces representaba las movilizaciones que solicitaban la derogatoria de la Ley de la Carrera Pública Magisterial, pretendiendo eliminar la meritocracia como criterio de evaluación y otorgamiento de beneficios a los maestros.

Tras negociaciones con el gobierno del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, la huelga cesó y las clases se reanudaron en el país. Carlos Basombrío Iglesias, ex ministro del Interior advirtió que en las movilizaciones de la huelga magisterial hubo presencia de miembros del CONARE-SUTE, organización que representaba Castillo y que está estrechamente vinculada al MOVADEF, brazo político de Sendero Luminoso, la organización terrorista financiado por los Castro que azotó al país en los años 1980 y 1993. 

Aunque Castillo ha negado vínculos con MOVADEF y se ha mostrado indignado con la campaña del “terruqueo”, hoy 5 de sus 36 congresistas están relacionados al terrorismo.

Durante su campaña, Castillo ha declarado ser un demócrata, pero al mismo tiempo señala que Venezuela es una democracia fuerte“. Asimismo, en un video recientemente publicado, Cerrón ha destacado cómo la izquierda de Venezuela llegó no solo al gobierno si no que también al poder, para quedarse, señalando tal acto como el objetivo de la revolución.

En el plan de gobierno de Perú Libre denominado “Ideario y Programa” se promueve la estatización (pág. 15), se establece un control de precios (pág. 23), se coarta la libertad de prensa (pág. 28), entre otras propuestas lesivas para el Estado de Derecho. 

Descargar Ideario de Perú Libre:

Además, en recientes entrevistas, Pedro Castillo ha evidenciado su desconocimiento de lo que es un monopolio, sin embargo, deslizó la posibilidad de desactivar el Tribunal Constitucional y disolver el Congreso frente a una negativa a su propuesta de crear una nueva Constitución. 

Castillo quien a pesar de su militancia comunista es de postura conservadora, apoya propuestas legislativas en contra de la comunidad LGTBen contra de la legalización del cannabis, y en contra de la despenalización del aborto y de la eutanasia, mientras también toma propuestas populistas como cerrar ATU SUTRAN, entidades que regulan el transporte urbano y terrestre del país.

El Perú enfrenta una disyuntiva entre dos polos totalmente opuestos, en medio de una crisis social, política y sanitaria que ha golpeado fuertemente la salud y economía de todos los peruanos. Tanto el nuevo Gobierno como el nuevo Congreso deben asumir el reto de generar acciones eficientes para combatir la pandemia mientras que a su vez se reactiva la economía.

De igual modo, los peruanos deben evitar ser sugestionados por los medios de comunicación, acceder a fuentes verificables para obtener información adecuada, pero sobre todo superar el anti voto, que tanto daño le hace al país. La democracia ejercida a través del voto debe ser una expresión de libertad, pero también de consciencia social sin ningún tipo de sesgo político.

En palabras del nobel Mario Vargas Llosa, quien en el pasado cometió el error de militar el voto en blanco cuando Keiko Fujimori se enfrentaba al chavista Ollanta Humala, suscritas por el ex premier Pedro Cateriano y parafraseadas por este autor: “para salvaguardar nuestra democracia debemos de optar por quien representa la opción mas viable en relación a ideas y propuestas, considerando los antecedentes en nuestro país, pero también en el resto del mundo, por tanto, una izquierda radical como la que representa Pedro Castillo supondría un desmedro de nuestras libertades”.

En un eventual gobierno Fujimorista, Keiko tendrá una oportunidad histórica para desprenderse del autoritarismo representado por su padre, quedándose con lo bueno y desechando lo malo, y convertirse en un partido de derecha democrática a favor de la población

En un eventual gobierno de izquierda, la libertad será interpretada en favor de quienes aún no aprenden de sus errores y han condenado a los países que conforman la América Latina.

Fuente Por Jadir Villar Feria – La Derecha Diario

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *