11 de abril de 2021

PREVENCIA

Seguridad | Salud | Prevención

Periodistas universitarios en Sydney que revelaron las conexiones de docentes con el régimen chino fueron censurados

Los editores de un reconocido periódico dirigido por estudiantes en una universidad australiana de Sydney, han sido criticados por su decisión de censurar un artículo publicado por sus periodistas que detallaba los polémicos vínculos de dos académicos de la casa de estudios con el Partido Comunista Chino (PCCh).

Tal como reportaron los medios australianos, los editores del periódico universitario Honi Soit recibieron fuertes críticas tras ser acusados de acatar la presión del régimen chino después de eliminar un artículo en el que se denunciaban fuertes vínculos entre dos docentes ingenieros de la Universidad de Sydney, con los programas de reclutamiento del PCCh y con universidades chinas sancionadas por sus investigaciones de tecnología militar.

Apenas unas horas después de haber publicado la noticia, los editores decidieron retirarla, pidiendo “disculpas sin reservas” por el daño causado a los dos académicos mencionados, la comunidad china y los lectores. 

En el comunicado de disculpas argumentan que la decisión en parte fue tomada por que el artículo podría incentivar la escalada de “sinofobia” que prevalece en la región. 

“Reconocemos nuestro deber como estudiantes de periodismo de combatir activamente los prejuicios imperialistas y xenófobos occidentales presentados en los principales medios de comunicación”, se puede leer en el comunicado.

Sin embargo, ni el comunicado ni nadie, manifestó que no fueran ciertas las graves acusaciones que se denunciaron en la noticia publicada en el periódico el 31 de marzo.

La medida fue recibida con críticas abiertas de sus lectores, críticos y políticos. Drew Pavlou, un reconocido activista de derechos humanos, condenó la decisión de la editorial, calificándola como vergonzosa en una serie de publicaciones en Twitter.

“Es una vergüenza ver cómo Honi Soit elimina un importante trabajo periodístico sobre los académicos de la Universidad de Sidney violando las disposiciones sobre China. Esta era posiblemente la pieza más fuerte de periodismo de investigación estudiantil que este país ha visto en años, y tiraron a sus periodistas debajo del autobús”.

En su descargo, Pavlou continúa argumentando que hablar de “sinofobia” como lo hicieron los editores para defender su postura, no tiene nada que ver con la situación y pareciera ser una simple pantalla “para defender un régimen que brutaliza absolutamente incluso a las personas de color”.

En este mismo sentido, el senador liberal James Paterson dijo en diálogo con el Sydney Morning Herald, que los estudiantes editores estaban cediendo ante la táctica del PCCh de “armar un argumento sobre el racismo para acallar el escándalo legítimo”.

El ministro federal de Educación, Alan Tudge, se sumó a las críticas y atacó al periódico estudiantil de la Universidad de Sydney por retirar el informe de los académicos vinculados al PCCh, diciendo que la medida destaca la importancia de proteger la libertad académica y la libertad de expresión en el campus.

El gobierno de Australia se suma a los países que han manifestado su preocupación por la interferencia del régimen chino en las universidades y el robo de propiedad intelectual bajo esquemas de reclutamiento de talentos.

Fuente: Bles