Breaking News

Proyecto Ditra: el plan de las grandes empresas para medir las emisiones de cada coche y amonestar a quienes contaminan

Compañías como MásMóvil, Indra, Abertis y Opus solicitan fondos europeos para extender una red de sensores de tráfico que localiza, identifica y avisa a «los grandes emisores»

El tráfico del futuro es más que nunca una incógnita y para despejar ese camino se fragua un plan de grandes empresas españolas con el respaldo de los principales ayuntamientos del país. El Proyecto Ditra, como se denomina este programa hasta ahora no revelado, trabaja en la digitalización del tráfico y la reducción de sus emisiones (de ahí el acrónimo), en una iniciativa que aspira a canalizar fondos europeos y que reúne a compañías como el operador de telecomunicaciones MásMóvil, el de infraestructuras Abertis, la tecnológica Indra y la especializada en software Opus RSE.

Este proyecto estratégico se apoya en la aquiescencia de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Zaragoza, y serviría para medir individualizadamente y en tiempo real las emisiones contaminantes de cada vehículo y, aún más allá, comunicarlo al conductor a través de un sistema inédito que involucraría a la DGT y la red española de ITV.

Según distintas fuentes cercanas a este proyecto consultadas por EL MUNDO, las compañías llegarían a un nivel de detalle de las emisiones de vehículos que supondría una revolución en el actual modelo de etiquetas medioambientales, limitado a las categorías Cero, Eco, C y B.

Este despliegue iría ligado al de 5G, en el que MásMóvil asume un rol protagonista, y se sostendría gracias a la tecnología diseñada por Opus, que ya se prueba en un programa piloto radicado en la localidad madrileña de Alcobendas. En un punto de la carretera, por ejemplo donde a día de hoy se ubican los radares, este proyecto prevé colocar un sensor desde el que se emitiría un halo de luz capaz de atravesar las emisiones de cada vehículo y de detectar monóxido y dióxido de carbono, monóxido y dióxido de nitrógeno, hidrocarburos no quemados y distintas partículas nocivas.

DE RECONOCER LA MATRÍCULA A AVISAR AL CONDUCTOR

Fuentes del proyecto explican que el alcance de Ditra es tan profundo como se quiera: medición de emisiones, reconocimiento de matrículas, comunicación con el conductor o propietario del vehículo, aviso a las autoridades públicas e incluso, si se diera el paso, una remodelación fiscal que cargue en las calzadas a quienes realmente contaminan. Por ejemplo, si un vehículo híbrido enchufable (con etiqueta Cero y admitido en zonas urbanas de movilidad reducida) transitase gracias al consumo de gasolina en vez de a la carga eléctrica, este proyecto sería capaz de identificarlo y lanzar un aviso para que se reconsideren sus privilegios.

Esta labor de monitorización resultaría fundamental en una decena de entornos urbanos españoles en los que se desarrollan tres cuartas partes de todo el tráfico del país. Sin embargo, la participación de Abertis invita a que el despliegue sea extensivo a la red española de autopistas y autovías, e incluso a que el detalle de los datos permita cobrar los trayectos de manera exactamente proporcional a la contaminación producida.

«Lo que no se mide, no se puede mejorar», esgrime uno de los profesionales que han intervenido en el plan: «Hay que identificar a los grandes emisores, un problema común a todos los países del mundo. Entre un 3% y un 5% de los vehículos genera entre un 25% y un 40% de la contaminación. Algunos de esos coches tendrán sus cualidades alteradas ilegalmente, pero otros conductores ni siquiera son conscientes de que sufren algún tipo de fallo». El transporte por carretera representa casi el 95% de las emisiones, según los cálculos del Gobierno.

ENCAJE EN TRANSICIÓN ECOLÓGICA Y DIGITALIZACIÓN

El proyecto ha adquirido la forma de consorcio, fórmula ya habitual entre las compañías que aspiran a beneficiarse de las ayudas europeas que regarán España. Tal y como ha explicado el Gobierno, el 39% de la cantidad recibida se dedicará al ámbito de la transición ecológica, por un 29% destinado a la digitalización. El programa Ditra encaja plenamente en ambas directrices. Este miércoles, el Gobierno ha detallado su Plan de Recuperación y en el texto figura precisamente la apertura de «convocatorias de subvenciones dirigidas a ayuntamientos» para, entre otras inversiones, «sensores y medidores (de calidad del aire, de CO2, de emisiones de vehículos individualizados o de ruido)«.

Ditra se acoge al Programa de Impulso de proyectos tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial presentado por el Gobierno al calor de esos fondos, así como al Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos lanzado a los ayuntamientos desde el Ministerio de Transportes que lidera José Luis Ábalos.

La propuesta se apoya en «el impulso al despliegue del 5G en los principales corredores de transporte, el impulso al despliegue de redes en núcleos de población y el refuerzo de la red de transmisión móvil» que persigue el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia planteado por el Gobierno y enviado a Bruselas. De hecho, la hoja de ruta para el 5G avanzada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez cuenta con una inversión en la nueva tecnología móvil por valor de 3.999 millones de euros.

El 5G permite la transmisión de un mayor volumen de datos con una latencia o retardo imperceptible, lo que permite interconexiones prácticamente en tiempo real. Esto abre posibilidades en industria (robotizada), conducción (autónoma) o cirugía (remota). En la próxima era de la llamada Internet de las Cosas (IoT), la ciudad interconectada se convertirá paulatinamente en una smart city donde dispositivos móviles y elementos urbanos comparten información.

MásMóvil, el operador que dota de conectividad a este proyecto disruptivo, viene avanzando en la diversificación de servicios de su empresa, una tendencia común a otros operadores del sector como Telefónica, Orange y Vodafone. La compañía liderada por Meinrad Spenger, además de ofrecer desde telemedicina hasta créditos, tiene ya su propia división eléctrica, MásMóvil Energía.

Fuente El Mundo.es

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *