5 mins 9 meses
Estamos siendo CENSURADOS, por Favor Comparta ESTE ARTÍCULO:
Read Time:2 Minute

Las organizaciones tienen que sostener y crecer sus ingresos para poder permanecer en el mercado y, de este modo, seguir generando rendimiento.

Desde nuestra última conversación, todavía no hay una resolución de la guerra entre Rusia y Ucrania, el incremento en el precio del petróleo se mantiene y las condiciones inflacionarias globales, en especial en México, continúan al alza.

Las organizaciones tienen que sostener y crecer sus ingresos para poder permanecer en el mercado y, de este modo, seguir generando rendimiento; sin embargo, para aquellas que están apoyadas por inversionistas, y en este contexto social, es complicado.https://1457106f16e1159b9bc30b98c3d1ae56.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Las fusiones y adquisiciones en el mercado mexicano siguen sin recuperar los niveles que mostraban antes de la pandemia y aunque hay mejores que en el 2021, las empresas siguen con retos complejos y no vemos un respiro en el corto plazo, pensando que tenemos la consulta de revocación de mandato a la vuelta de la esquina y que podría generar más presión y nerviosismo a los inversionistas y compañías en el país.

Las firmas evalúan el impacto inflacionario en los salarios y beneficios que ofrecen a sus colaboradores y cómo tener un balance entre el gasto e inversión para mantener una retención, así como fuerza laboral para mantener la sostenibilidad del negocio.

Estamos viendo un cuestionamiento desde Recursos Humanos mucho más crítico sobre si lo que ofrecen hoy en día es competitivo, cómo es que se adecua a la realidad de hoy de su población y si es sostenible en temas de costos.   

Por otro lado, la necesidad de apalancarse de la tecnología ha generado un incremento en el número de startups como nuevos participantes en transacciones de fusiones y adquisiciones, que si bien estamos escuchando sobre capital semilla y rondas de financiamiento, así como de un incremento de empresas Unicornio, se seguirán incrementando las transacciones en este perfil de organizaciones no solo en el mercado digital, sino extendiéndose a otras industrias planteando grandes retos de cambio en lo que respecta al capital humano.

Tenemos ya dos años en pandemia, estamos regresando a las oficinas, con dos poblaciones con perfiles diferentes: un grupo que estaba acostumbrado a ir a la oficina para mantener y desarrollar sus actividades laborales y uno nuevo que encontró trabajo en un ambiente virtual y que se han gestionado de manera positiva. Si a esto aunamos la agilidad con la que se mueven las corporaciones del mercado digital, lo poco pesadas que son en temas de recursos humanos y las tendencias que marcan en el mercado se tiene un reto significativo económico para mantenerse y generar como empresa.

Los cambios siempre nos han costado como individuos y organizaciones, los inversionistas exigen y son cada vez más cautelosos en un ambiente político económico mundial como en el que nos encontramos al día de hoy, por lo que es imperativo que sabiendo que el costo del capital humano es uno de los más caros de una organización, no se deje de lado en un proceso fusión y adquisición y de operación hoy en día.

Los inversionistas estarán poniendo más interés en el análisis del costo del capital humano y las firmas tienen que ofrecer opciones atractivas al talento que quieren atraer y retener, mantener la flexibilidad heredada de la pandemia, que no podemos dejar atrás y ser competitivos en temas de gasto e inversión. Seguimos en un año con situaciones y cambios inesperados, complejidades que no teníamos antes y que tenemos que aprender a solventar para seguir adelante.

Fuente:Forbes

Deja un comentario