Breaking News

Regla de los talibanes: los atacantes queman los pies de las afganas transgénero en un ataque de tortura

El medio afgano Tolo News informó el miércoles que las personas transgénero en el país enfrentan un mayor temor a la violencia brutal bajo el gobierno de los talibanes, detallando la historia de una persona golpeada y quemada por una banda de atacantes.

Abdul Sabor Husseini, a quien el locutor identificó como una «persona transgénero»,  le dijo a Tolo News que «individuos desconocidos» organizaron una paliza de pandillas que comenzó después de que Husseini se negó a tener relaciones sexuales con ellos.

“Eran tres personas, y sus rostros estaban cubiertos. Me golpearon y estaba gritando y luego quedé inconsciente ”, dijo Husseini al medio, y agregó que“ los atacantes le quemaron los pies ”, según Tolo. Husseini agregó que el ataque fue el segundo en otros tantos años.

“No sé por qué ni durante cuánto tiempo enfrentaré estos problemas. Nos golpean y nos insultan ”, se lamentó Husseini.

El incidente ocurrió en Herat, en el oeste de Afganistán, donde Tolo News señaló que las personas transgénero se habían quejado durante mucho tiempo de una «falta de protección» contra los ataques de las pandillas y el acoso callejero generalizado.

Para complicar las cosas, está el regreso del gobierno yihadista talibán en Kabul. Los talibanes tomaron el control de la ciudad en agosto como resultado de que el presidente Joe Biden rompiera un acuerdo que Washington había hecho con los terroristas el año pasado. Bajo el presidente Donald Trump, los talibanes habían acordado no atacar a las fuerzas extranjeras o mantener vínculos con grupos yihadistas como al-Qaeda si el ejército estadounidense se retiraba completamente del país antes del 1 de mayo de 2021.

Biden decidió romper el acuerdo y extender el 20 de un año de guerra civil afgana, invitando a una campaña nacional  por parte de los talibanes que vio decenas de miles de ataques y, a menudo, la rendición incruenta de las fuerzas afganas en las principales ciudades. Para el 15 de agosto, los talibanes simplemente entraron en Kabul mientras el ex presidente Ashraf Ghani empacaba millones en efectivo y huyó del país.

Los talibanes inicialmente anunciaron que habían cambiado desde su brutal gobierno en la década de 1990, caracterizado por ejecuciones públicas regulares y palizas extremas y torturas de mujeres, personas sospechosas de LGBT y cualquier persona cuyo comportamiento las autoridades clasificaran como antiislámico. Mientras afirmaban que implementarían la  Sharia , o la ley islámica, en todo el país, los yihadistas talibanes prometieron un gobierno » inclusivo «. Esa “inclusión”, que los talibanes nunca implementaron, ya que todas las posiciones gubernamentales importantes están actualmente en manos de terroristas talibanes, nunca incluyó a las personas LGBT.

«LGBT … Eso va en contra de nuestra ley Sharia», dijo a  Reuters en octubre el portavoz del «ministerio de finanzas» talibán, Ahmad Wali Haqmal  .

Rápidamente surgieron informes de incidentes de violencia contra los afganos LGBT y los sospechosos de serlo después del regreso de los talibanes al poder, muchos de ellos a manos de presuntos terroristas talibanes de bajo nivel. En Kabul, un hombre homosexual identificado con el seudónimo de Hanan estaba entre los muchos presuntamente atacados por presuntos yihadistas talibanes a través de solicitudes falsas para una reunión. ITV News informó que «Hanan» había estado buscando desesperadamente conectarse con cualquiera que pudiera garantizar su salida del país después de que los talibanes tomaran Kabul cuando los yihadistas talibanes lo contactaron, alegando que podrían ayudarlo si se encontraban.

“Dos personas lo violaron, lo golpearon y luego le exigieron el número de su padre para que le dijeran que su hijo era gay”, según ITV.

La organización Rainbow Railroad, que ayuda a las personas LGBT a escapar de las condiciones mortales en países represivos, confirmó en noviembre a France 24 que los afganos le habían notificado que personas ajenas a la organización fingían serlo y se ofrecían a ayudarles a adquirir pasaportes y visas, según un informe. coherente con historias como la de Hanan. Kimahli Powell, director ejecutivo de Rainbow Road, dijo a France 24 que la organización tenía motivos para creer que los talibanes habían compilado una «lista de asesinatos» de afganos LGBT utilizando solicitudes del extranjero para sacarlos.

“[Algunas] personas que se han comunicado con nosotros nos han contado cómo han recibido un correo electrónico misterioso de alguien que afirma estar conectado con Rainbow Railroad pidiendo su información y pasaporte”, dijo Powell en ese momento. «Así es como sabemos que se ha filtrado la información».

Las personas LGBT atrapadas en el país han dicho a los medios internacionales que temen no tener forma de seguir viviendo normalmente bajo los talibanes.

«Estoy aterrado. Es como una pesadilla. No me siento seguro ni siquiera en mi habitación. Tengo miedo de los talibanes,”una persona transgénero identificado como Laila dijo el  Guardián en septiembre. “Cuando los vea siento que sabrán quién soy y vendrán a golpearme, patearme o mandarme a la cárcel”.

El medio documentó un creciente terror entre las personas LGBT de que cualquier llamada telefónica o correo electrónico desconocidos podrían ser yihadistas talibanes que intentan apuntar y atacarlos.

Afganistán no fue hospitalario con las personas LGBT, aparte de las que practicaban la tradición de violación infantil de  bacha bazi  , bajo el gobierno respaldado por Estados Unidos. Afganistán era una república islámica gobernada por la  sharia donde la homosexualidad era un crimen. Sin embargo, bajo los talibanes, cualquier identidad LGBT se castiga con la muerte.

Biden prometió priorizar los derechos LGBT si era elegido presidente mientras hacía campaña el año pasado.

“El odio y la discriminación contra las personas LGBTQ + comenzaron mucho antes de que [el ex presidente Donald] Trump y [el ex vicepresidente Mike] Pence asumieran el cargo”, se lee en los sitios web oficiales de la campaña de Biden . “Derrotarlos no resolverá el problema, pero es un primer paso fundamental para retomar nuestra marcha hacia la igualdad”.

Biden prometió retener los fondos a los países que persiguen a las personas homosexuales como candidato y ha designado a varios funcionarios LGBT en la Casa Blanca, sobre todo al secretario de Transporte, Pete Buttigieg. En febrero, firmó un memorando “dirigiendo a todos los departamentos y agencias gubernamentales de EE. UU. Comprometidos en el extranjero para garantizar que la diplomacia de EE. UU. Y la asistencia exterior promuevan y protejan los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales (LGBTQI +) en todo el país. mundo.»

Como presidente, el Departamento de Estado de Biden publicó mensajes pro-LGBT en línea a través de su embajada de Kabul ahora cerrada.

Fuente: Breiba

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.