Breaking News

Reino Unido: prohíben la entrada del embajador chino al Parlamento

El martes 14 de septiembre el presidente de los Comunes y el presidente de los Lores prohibieron la entrada del embajador chino al Parlamento británico cuando este iba a participar de una reunión con otros parlamentarios, reportó Daily Mail.

El embajador chino para el Reino Unido, Zheng Zeguang, tenía programada una reunión con el Grupo Parlamentario sobre China el miércoles 15 de septiembre pero las autoridades del Parlamento le dijeron que no podía entrar a la propiedad.

La decisión coordinada de las autoridades del Parlamento responde a las sanciones que el Partido Comunista Chino impuso sobre un grupo de parlamentarios en marzo de este año luego de que el Reino Unido junto con Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea, aplicaran sanciones económicas sobre funcionarios chinos por su participación en el genocidio contra los uigures en la provincia de Xinjiang.

El PCCh está acusado de cometer un genocidio contra los musulmanes uigures en la provincia de Xinjiang.

Existe abundante evidencia de que el régimen chino somete a los uigures a trabajo forzado para producir bienes de exportación, además de torturarlos y esterilizarlos a la fuerza.

Recientemente una organización sin fines de lucro demandó a cinco compañías alemanas por lucrar con el trabajo esclavo de los uigures.

El Centro de Derechos Constitucionales y Humanos demandó a Hugo Boss, las cadenas de supermercado Lidl y Aldi y las tiendas de ropa C&A porque parte de su cadena de producción involucra mano de obra esclava de la provincia de Xinjiang.

Los parlamentarios conservadores sancionados por el PCCh -Sir Iain Duncan-Smith, Tom Tugendhat, Nusrat Ghani, Neil O’Brien y Tim Loughton- escribieron al presidente de la Cámara expresando su preocupación por la posible presencia del embajador chino en el Parlamento.

“Las sanciones impuestas por el gobierno chino representan un ataque no sólo a los miembros directamente afectados, sino al Parlamento, a todos los parlamentarios, a los comités selectos y al privilegio parlamentario”, escribieron los parlamentarios.

“Por lo tanto, es impensable que los parlamentarios tengan que sufrir esta violación de nuestras libertades mientras que el principal representante del gobierno chino en el Reino Unido sigue siendo aparentemente libre de venir a Westminster y utilizar las instalaciones aquí como portavoz de su régimen”, reclamaron los legisladores.

El presidente de los Comunes, Sir Lindsay Hoyle, y el presidente de los Lores, Lord McFall, estuvieron de acuerdo en que el diplomático chino de debería entrar en el edificio de Westminster.

“No me parece apropiado que el embajador de China se reúna en el recinto de los Comunes y en nuestro lugar de trabajo cuando su país ha impuesto sanciones contra algunos de nuestros miembros”, declaró Sir Lindsay Hoyle.

El vocero del presidente de la Cámara de los Comunes aclaró que la reunión con los parlamentarios podría darse en cualquier otro lugar pero no en el Parlamento, al menos mientras las sanciones del PCCh sigan en vigor.

Richard Graham, presidente del grupo parlamentario sobre China, expresó su desacuerdo con la situación: “Lamento que se haya aplazado este evento, que estaba previsto desde hace tiempo, porque la mejor manera de debatir los temas es participar”.

La embajada china tildó de ‘cobarde y despreciable’ la decisión.

Los parlamentarios sancionados reaccionan a la decisión

Nusrat Ghani acogió con satisfacción la prohibición “sin precedentes” del embajador, declarando a BBC News: “Sancionar a los diputados es una amenaza directa al Parlamento y a nuestra democracia”.

“No seremos silenciados ni intimidados por ningún régimen, y nuestro Parlamento no se convertirá en una herramienta de propaganda para las absurdas sanciones del Partido Comunista Chino”, agregó.

Otro parlamentario sancionado, Tim Loughton, tuiteó: “Si el régimen genocida chino cree que puede acallar la libertad de expresión de los parlamentarios en una democracia hay consecuencias y en este caso es que el régimen chino no debe tener una plataforma en la Madre de los Parlamentos.”

A pesar del impasse diplomático, China es el segundo socio comercial del Reino Unido.

Según The Guardian, en el primer cuatrimestre de 2021, debido a la demanda de productos textiles y de electrónica chinos, China importó un total de 23 mil millones de dólares a Gran Bretaña.

Fuente: Bles

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *